Belleza 10 de Julio

10 secretos para estar delgada siempre

No sufras por el peso ni ahora ni en el futuro. Te damos las claves para mantener la línea toda tu vida.

99417vistas69opiniones

Compartir en otras redes

Para ser delgada no necesitas matarte de hambre con dietas súper estrictas, ni sufrir horas en el gimnasio haciendo ejercicio, el secreto está en tener buenos hábitos alimenticios que puedes lograr haciendo pequeños cambios en tu rutina diaria.

 


Deja de comer cuando te sientas satisfecha

  • Cuando tu cuerpo te de la señal de saciedad, para de comer; si te cuesta trabajo escucharlo, los especialistas recomiendan que comas más lento, saborees la comida y minimices las distracciones (ver la TV mientras comes, por ejemplo).


No esperes a tener hambre

  • Come a tus horas, no esperes a estar hambrienta para sentarte a la mesa porque comerás de más.


Sé selectiva con lo que comes

  • Aprende a diferenciar aquellos alimentos que no son saludables para tu cuerpo. Se trata también de que compenses las calorías extra, ya sea haciendo ejercicio o equilibrando las siguientes comidas con comida saludable baja en calorías.


Pon atención en las cantidades

  • No te prives, cuando quieras comer algo delicioso como chocolates, pasteles, pizza, hamburguesas, etc., toma la porción más pequeña, de esta manera tu cuerpo no se satura de calorías que depués no podrás quemar.


Duerme bien

  • Cuando no duermes bien, la ansiedad por la comida se dispara y tu metabolismo se hace más lento; además, los niveles hormonales se alteran incrementando el apetito y disminuyendo la sensación de saciedad. Así que duerme mínimo 7 horas y media al día, y 1 hora antes de irte a la cama apaga cualquier dispositivo electrónico (TV, compu, etc.).


Mantente activa

  • Lo más recomendable es que hagas ejercicio al menos 3 veces por semana; pero si te resulta complicado, con simples cambios en tu rutina diaria podrás mantener tu figura, esto incluye usar las escaleras en vez del elevador, caminar mientras vas a la escuela, etc.


Evita ser comedora emocional

  • La hormona cortisona se activa cuando sufrimos de estrés, haciéndonos acumular más grasa de lo normal, especialmente en el abdomen. Es por ello que en situaciones de tensión corremos al refri. Lo mejor cuando te sientas así es liberar el estrés por medio del ejercicio, platicando con una amiga, escuchando música, lo que sea menos comer.


Come más verduras

  • Trata de comer al menos 5 raciones de vegetales todos los días, esto te ayudará a quemar calorías más rápido y por la fibra que contienen te sentirás más satisfecha.


Nunca te saltes el desayuno

  • Tu cuerpo no recibe ningún alimento por la noche y al no desayunar seguirá vacío toda la mañana, por lo que tu cerebro tardará en concentrarse, te sentirás débil, ansiosa, irritable y hambrienta; al matar a tu cuerpo de hambre, lo único que consigues es comer más y almacenar más grasa como reserva en caso de que sigas privándolo de los alimentos.


Súbete a la báscula

  • Los especialistas coinciden en que pesarnos regularmente nos ayuda a mantener el control sobre lo que comemos y a trazar planes de acción si no estamos logrando nuestro objetivo. Esto también nos hace estar alertas al mínimo incremento de peso y no esperar a comprobar que hemos subido de peso cuando ya no nos quedan los pantalones.

 

Síguenos en:

TAGS

¿TU QUE OPINAS? PARTICIPA, EXPRESATE :)

500 caracteres disponibles

Lomásescuchado

Ver ranking completo
Copyright © 2014 - Todos los derechos reservados
Grupo Editorial Notmusa

Diseño y Desarrollo