Deseo 17 de Agosto

Juanpa opina: "Mi novi@ no funcionó en la intimidad"

Nuestro chico 15 a 20 nos cuenta la historia de Bere y su bochornosa experiencia con Carlo.

8943vistas7opiniones

Compartir en otras redes

Berenice, de 19 años, me contó la bochornosa experiencia por la que pasó cuando se quedó a solas con Carlo

 

Hoy se cumplen 50 semanas de mi primera columna y aún recuerdo lo complicado que me  resultó escribirla, no sabía por dónde empezar ni de qué hablarles, pero decidí contarles la experiencia que tuve con una chica muy guapa en el boliche, con quien tuve una primera cita casi perfecta, ya que toda iba a la perfección hasta que mi yo tímido hizo su aparición y por más que me moría de las ganas, simplemente no tuve el valor de pedirle su teléfono  y pues como era de esperarse, de poco sirvió todo lo que se había avanzado, aunque he de admitirlo, anduvimos en nuestra siguiente cita.

 

A pesar de que creímos que éramos el uno para el otro, después de 3 semanas decidimos terminar, porque simplemente yo no era lo que Berenice esperaba y ella no era el tipo de persona que yo creía y no tenía ningún sentido seguir con algo que no iba a ningún lado y que sólo fue producto de la atracción física.

 

Ayer me volví a acordar de Bere porque fue su cumpleaños y lo primero que hice fue contactarla por Facebook para felicitarla y para ponernos al corriente de nuestras vidas, de seguro algo interesante había sucedido en ellas desde que borré su cel aquella lluviosa y encharcada noche de agosto a las afueras de un centro comercial.

 

Lo primero que hice fue contarle de mis nuevos proyectos, incluida la columna de 15a20, la cual por una extraña razón fue la que más le llamó la atención, incluso se dio el tiempo de contarme la experiencia que vivió con Carlo, un chavo con el que anduvo en la prepa y con quien tuvo una extraña y peculiar experiencia en la intimidad.

 

Todo inició cuando Berenice y Carlo se fueron de fin de semana a Cocoyoc, un viaje que surgió de la nada y que estuvo plagado de engaños hacia sus padres desde un inicio, ya que ninguno dijo que irían sólo ellos 2, es más juraron que sólo sería un viaje de chicas o de chicos y que ninguno de sus amigos tenía permitido llevar a alguien del sexo opuesto.

 

Llegaron a la casa de Cocoyoc y lo primero que hicieron fue meterse a la alberca y desde ahí comenzaron con los juegos que los acabarían llevando a la habitación, tal y como lo habían planeado desde que surgió la idea de darse una escapadita con destino a lo desconocido.

 

“Sus besos y sus caricias me hacían sentir la mujer más feliz y afortunada del mundo. Quería que ese momento fuera tan mágico como lo había sido en mis múltiples sueños en los que Carlo fue protagonista. Me moría de ganas de sentir lo que nunca había sentido y de arrancarle la ropa para tener su desnudo cuerpo junto al mío. No puedo negarlo, nunca había deseado tanto a un hombre”.

 

A pesar de sus deseos y de sus ganas de que todo funcionara a la perfección, por una extraña razón Bere se sintió insatisfecha y no disfrutó para nada el encuentro que tuvo con Carlo, incluso cree que él se dio cuenta de eso, porque de inmediato se levantó de la cama y se fue a dormir a la sala, a pesar de que le pidió que durmiera a su lado.

 

“A la mañana siguiente todo fue tensión entre los 2, Carlo me evitaba y ni siquiera me dirigía la palabra y lo peor del caso es que no sabía del por qué de su actitud. Yo estaba consciente de que una mala noche la puede tener cualquiera y creo que eso había pasado con Carlo, pero no sabía cómo abordarlo para decirle que no había pasado nada y que yo seguía queriéndolo como siempre”.

 

“Después de varios minutos me armé de valor y decidí hablar con él de lo sucedido, pero ni siquiera me dio la oportunidad de hacerlo y sólo me dijo que le parecía una burla que quisiera hablar de lo que pasó, ya que sólo lo hacía sentirse más mal de lo que ya se sentía”.

 

Esa fue la última vez que Bere intentó hablar con él. Nunca más volvieron a tocar el tema y está de más decir que entre él y ella nunca volvió a pasar nada, porque él tenía miedo de volver a fallar y ella tenía pánico de que así fuera. Tronaron a las pocas semanas porque Bere no podía estar con alguien que no mlacomplaciera en todos los sentidos, que estuviera cerrado al diálogo y que no le tuviera la confianza. Estoy seguro que todo hubiera sido diferente si Carlo hubiera tomado la anécdota como una vivencia, pero no, nunca quiso verla así y sólo la vio como algo que no quería repetir, por lo menos no con ella.

 

Así fue la historia de Bere, con quien comeré mañana para platicar con más calmita de lo sucedido e igual en una de esas me cuenta alguna otra historia sobre su vida amorosa.

 

No dejen de seguirme en Twitter en @15a20

Síguenos en:

¿TU QUE OPINAS? PARTICIPA, EXPRESATE :)

500 caracteres disponibles

Copyright © 2014 - Todos los derechos reservados
Grupo Editorial Notmusa

Diseño y Desarrollo