• Inicio
  • >
  • Saca lo mejor de ti
22 de Marzo Ana Shimasaki / Foto: We Heart It

Señales de que estás saboteando tu dieta

¡Y por eso no bajas de peso!

Haz intentado bajar unos kilos, pero por más que lo has intentado la báscula simplemente no quiere ceder y registra el mismo peso a pesar de que sigues una dieta estricta. Si esto te pasa, tal vez te estés saboteando sin que te des cuenta.

 

 

Aquí van cuatro razones que pueden contribuir a que no bajes de peso:

 

1. No duermes lo suficiente

 

Entre la escuela, el novio y la familia, puede ser que te sientas presionada con tantas cosas que debes hacer que le estén quitando horas a tu sueño. Si es así ten mucho cuidado: recientes investigaciones han demostrado que dormir poco aumenta significativamente las posibilidades de tener sobrepeso, y es que la falta de sueño el cerebro lo registra como que tienes hambre y empieza a anhelar alimentos dulces.

Evita cosas descafeinadas, o por lo menos no las consumas después de las 5 de la tarde.

2. No desayunas pensando que así ahorraras calorías

 

No desayunar puede ser un grave error, ya que hasta que comes pones en marcha tu metabolismo, entonces entre más tardes en darle comida a tu cuerpo, más lento haces que sea la quema de calorías. Además, también está el hecho de que si no comes en la mañana, seguro tendrás mucha hambre por la tarde y te darás grandes atracones de comida.

Si no tienes hambre o tiempo en la mañana, siempre puedes consumir un práctico desayuno hecho a base de fruta, yogurt y cereal.

3. Muchas calorías líquidas

 

Si piensas que los jugos, cafés, tés, refrescos y aguas de sabor no influyen en tu peso, estás en un error. Muchas bebidas están cargadas de azúcar y tienen tantas o más calorías que una comida. Incluso se ha demostrado que el consumo de una bebida azucarada todos los días puede hacerte subir hasta 5 kilos al año.

Lo mejor que puedes hacer para quitarte la sed es consumir agua simple, pero si de plano necesitas ponerle algún sabor a tu bebida, entonces escoge la que usa sustitutos de azúcar.

4. Comes sin darte cuenta

 

Si eres de las que estás tan absorta en tu celular que ni tan siquiera te das cuenta cuándo te comiste toda la bolsa de papitas, entonces puedes tener el problema de comer sin darte cuenta, y esto sin duda alguna es el culpable de que no bajes de peso. Nunca te olvides de disfrutar todo lo que comes: siempre huele toda la comida antes de ponerla en tu boca, mastica tan despacio como te sea posible y trata de adivinar que ingredientes tiene cada bocado.

Si de plano no puedes evitar la tentación de consumir algo, entonces come snacks saludables como son frutas, pepinos o barras de frutas.

¿Te suena alguna?

 

Copia los hábitos alimenticios de Jennifer Lawrence para lucir cuerpazo :D  

 

AQ

Síguenos en:

¿TU QUE OPINAS? PARTICIPA, EXPRESATE :)

Copyright © 2015 - Todos los derechos reservados
Grupo Editorial Notmusa

Diseño y Desarrollo