COMPARTE
Foto:
2013-05-27 | Autor :

Desafortunadamente, en cuanto a relaciones tóxicas nos referimos, podemos encontrar varios tipos que debemos evitar a toda costa

Es muy difícil salir de una relación destructiva, en especial cuando estamos muy enamoradas y no sabemos qué actitudes o acciones hacía nosotras son las nos hacen daño.
Es importante identificar un buen y mal noviazgo, ya que uno malo se puede convertir en una relación tóxica la cual, a medida que pasen los días, se volverá más difícil de superar. Evítate el sufrimiento huyendo de este tipo de chicos que te dejarán nada más que malas experiencias.

Tipos de relaciones

Negativa: Este tipo de relaciones amorosas son las más comunes y por tanto las más difíciles de evitar. Hemos visto a personas pesimistas toda nuestra vida pero, ¿construir un noviazgo en base a pura negatividad? Es horrible y terminarán quejándose, cancelando planes o simplemente siendo malos el uno con el otro sin poder ver el lado positivo de su relación. Este tipo de noviazgos eliminarán toda tu felicidad y te causarán muchos problemas familiares y personales.

Infiel: ¿Qué hay que decir sobre las relaciones infieles donde uno se la pasa engañando al otro? Este tipo de novios son completamente infelices pues jamás tendrán confianza en sí mismas ni en su pareja. Recuerda que cualquier tipo de infidelidad causará problemas sin importar en el tipo de relación en la que te encuentres.

Controladora: ¡Por nada del mundo te juntes con un chico posesivo, celoso y controlador! Tú eres la única que tiene control de tu vida, acciones y actitudes, por lo que nadie, absolutamente nadie puede decirte qué hacer y mucho menos obligarte a hacerlo. Cada movimiento, pensamiento y palabra se verán juzgados por tu pareja y jamás te sentirás feliz ni libre así que ¡huye antes de que sea demasiado tarde!

Culpable: En una relación así, tu pareja constantemente querrá hacerte sentir culpable por sus enojos o conflictos. Un noviazgo no es sólo de una persona, es problema de dos y, si él quiere culparte de todo, es porque no quiere asumir ninguna responsabilidad en su relación.

Demandante: ¿Qué sucede con las relaciones amorosas que hacen que te presiones demasiado? Un noviazgo así está llena de demandas, expectativas y concesiones. No suena como una relación, más bien parece un trabajo o la misma escuela.

Perfeccionista: Si estás en un noviazgo donde crees que cada movimiento o palabra que digas recibirá una crítica por parte tu pareja quiere decir que tienes una relación tóxica. No eres perfecta y nunca llegarás a serlo, si él no lo acepta es porque exige mucho de ti y quiere cambiarte hasta mejorarte lo cual es bueno si fuera por tu bien pero en esta ocasión solamente está viendo por sí mismo.

Insegura: ¿Crees que no eres lo suficientemente buena para él o viceversa? Es porque ninguno de los dos tiene confianza en sí mismos. Si no puedes amarte, no puedes esperar que alguien más lo haga y mucho menos querer a otra persona.

Competitiva: ¿Tu relación parece más competencia que noviazgo? Es bueno tener una constante rivalidad con tu pareja pero el punto es mejorar en el aspecto personal y no superarlo para sentirte mejor.

Manipuladora: Si nadie puede controlarte, menos debe manipularte. Esta relación tóxica es de las más complicadas de evitar porque ni siquiera te darás cuenta de lo que tu pareja está haciendo contigo y, si lo haces, pensarás que es por tu bien cuando realmente sólo te está haciendo daño.

¿Has estado en una relación tóxica?

ABS

¿Qué te pareció?
 
 
 
 
 
 
 
Wow! Yaaay! Cool! Ayyñññ! Mmhh... #Not WTF?
amor.pareja.8-tipos-de-relaciones-toxicas