Conquístalo matemáticamente

Las Matemáticas pueden ser el arma más poderosa para llamar la atención de tu chico. ¡Compruébalo!
COMPARTE
Foto:
2012-02-27 | Autor :

Tu dolor de cabeza en la escuela, o sea las Matemáticas, hoy se convertirán en tu cómplice para lograr que el chavo que te trae de un ala ¡muera por ti! ¿No nos crees? Checa esto...

#listaD#
Te quieres ligar a: El hermano de tu BFF
Operación matemática: Suma... aliados
Cuando tienes de aliada a la hermana de tu galán, las cosas se simplifican cañón. Sólo tienes que hablar con ella a corazón abierto: explícale que en verdad te late mucho su hermano y que te gustaría conocerlo más, pero también déjale claro que lo que te interesa de ella es su amistad y no que te ayude a conquistarlo.
Tu fórmula: Hermana + aliada + plática sincera = hermano prospecto.

Te quieres ligar a: Tu compañero de escuela
Operación matemática: Resta... inseguridades
Si de plano el miedo te ataca a la hora de hablarle, mejor pídele a alguna amiga que se lleve con él o con sus cuates, que te lo presente. Si te pones súper nerviosa cuando estás con él, imagina que hablas con tu mejor amigo, verás que poco a poco irás ganando seguridad.
Tu fórmula: Tu – miedo - impulso alocado = ligue seguro.

Te quieres ligar a: Tu vecino
Operación matemática: Multiplica... estrategias
Si te lo encuentras hasta en la sopa, ¡aprovecha las oportunidades! Tampoco se trata de fastidiarlo, el chiste es que después de un primer encuentro se sigan saludando y que pierdas el miedo para iniciar una plática más larga con él.
Tu fórmula: Pretexto perfecto x cercanía = galán en el vecindario.

Te quieres ligar a: El ex de tu BFF
Operación matemática: Divide... prioridades
Lo mejor es que primero hagas una división de prioridades para saber si vale la pena poner en riesgo la amistad con tu amiga, por lo que necesitas tener las cartas sobre la mesa con él, o sea, que te diga exactamente qué quiere contigo. Supongamos que también muere por ti, ahora toca el turno de hablar con tu BFF: explícale que tú siempre respetaste su relación mientras duró, pero que las cosas simplemente se dieron y que eso no significa que no la quieres o que la hayas traicionado, menciónale que para ti sería muy importante su aceptación porque deseas seguir siendo su amiga. Ella debe entender que su ex tiene derecho a ser feliz con quien decida, ¡sólo dale un poco de tiempo!
Tu fórmula: Tiempo que tronaron + aviso a tu amiga = su ex se convierte en tu novio.

¿Qué te pareció?
 
 
 
 
 
 
 
Wow! Yaaay! Cool! Ayyñññ! Mmhh... #Not WTF?