Cómo lidiar con las tres peores suegras

Aquí lo descubrirás.
COMPARTE
Foto:
2015-03-17 | Autor : Ana Shimasaki

Algunas pueden ser unos ángeles y otras resultan la reencarnación de Chucky, pero aunque nos guste o no, nunca debes olvidar una cosa: que la progenitora de tu novio va a ser siempre una parte fundamental de su vida, y que más te vale llevártela tranquila con ella.

Checa los tipos de suegras y cómo ganártelas:

La suegra metiche. Esta mamá tiene la costumbre de hacer comentarios y frases inoportunos. Tiende a meterse donde no la llaman, y aparece cuando menos te la esperas. Es la clásica que si van a ir al parque, sugiere que cambien de planes y "vayan a cine para que no se mojen y se vayan a enfermar”. Como verás, puede ser que sus comentarios no sean malintencionados, pero llega un momento en que su intromisión llega a cansar.

¿Cómo lidiar con ella? Recuerda la máxima de que "información es poder”, así que con este tipo de mamá tienes que cuidar mucho lo que dices, porque después puede ser usado en tu contra. Dale por su lado "sí señora, cómo no”. No limites la comunicación ni te portes grosera, sólo sé precavida con tu intimidad.

La suegra celosa. Esta mamá no disimula su disgusto de compartir a su "bebé” contigo. Es probable que compita abiertamente para demostrar que ella es más importante que tú en su corazón: "Jorgito y yo siempre viajamos juntos en Semana Santa a Acapulco” y obvio, no quiere perder ese lugar de privilegio para que llegues tú.

¿Cómo lidiar con ella? Aunque es difícil tragarse las indirectas, no te pongas a competir; no entres en su juego. Mejor hazle saber que tú tienes muy claro que ella es y será muy importante en la vida de su hijo, y que de ninguna manera quieres desbancarla: "¿Señora, quiere acompañarnos al cine? Yo creo que esta peli le gustaría mucho”.

La suegra dominante. A este tipo de suegra hay que tratar con pinzas, porque realmente tiene un gran poder en la vida de su hijo. Es tan dominante que ni tan siquiera disimula delante de los demás que ella es quien toma las decisiones del hogar. Obvio, es casi seguro que no le agrades, porque ni tú ni nadie están a la altura de su adorado retoño.

¿Cómo lidiar con ella? Aquí es tu novio el que debe poner la paz entre ustedes, dándole a cada una el lugar que se merece: "Lo siento mamá, pero ya quedé con Tania y voy a salir con ella”, si no cuentas con su apoyo, nada podrás hacer. A ti sólo te queda demostrarle a tu suegra que realmente amas a su hijo, y que las dos tienen la misma meta de que él sea feliz, aunque sea de distinta forma.

¿Qué te pareció?
 
 
 
 
 
 
 
Wow! Yaaay! Cool! Ayyñññ! Mmhh... #Not WTF?