Cómo ser amiga de tu ex

Ser "sólo amigos" no debería ser imposible.
COMPARTE
Foto:
2013-12-17 | Autor :

Si estás lista para sanar y quieres ser su amiga, lo más probable es que te cueste un poco de trabajo. Lo más importante es establecer límites y no dejar que ninguno de los dos los cruce, ¡pase lo que pase!

Seguir siendo amiga de tu ex después de haber terminado su relación no es nada fácil. A veces quedan un par de sentimientos o asuntos pendientes y se conocen tan bien en tantos aspectos, que es casi imposible verlo de una manera distinta a como lo veías antes.

Casi siempre es más recomendable cortar relaciones con él por completo, ya que siempre existe la posibilidad de volver a sentir algo por él y, si no funcionó una vez, ¿para qué volver a intentarlo?

Pero no tiene por qué ser así. A final de cuentas, una parte muy importante de cualquier relación es la amistad. Si te esmeras en conservar la amistad que alguna vez existió entre ustedes, deberías ser capaz de poner límites y seguir viéndolo sin sentir algo por él.

Checa esto:

Dale tiempo: La clave para poder ser su amiga después de haber terminado, es el tiempo. No te apresures, ya que puede que sigas sintiendo algo por él. Otra opción es que aún estés pasando por el proceso de sanación, y verlo de nuevo simplemente te hará experimentar sentimientos negativos que quisieras dejar atrás. Tienes que darte el tiempo y la oportunidad de sanar antes de volver a ser su amiga.

Sé cordial: Lo correcto siempre es ser diplomática y cordial con él, aunque aún tengas sentimientos negativos con respecto a su ruptura. Si estás convencida de que te gustaría ser su amiga en el futuro, procura mantener una relación cordial tal vez distante, pero cordial con él para que puedan construir una nueva relación amistosa encima de ello.

Pongan límites: Si no establecen límites desde el principio, las cosas podrían complicarse muy rápido. Si lo único que quieres es ser su amiga, tienes que aprender a manejar el coqueteo y esperar que él haga lo mismo.

Separa el pasado del presente: Esto será muy difícil, pero probablemente sea el paso más importante. Si quieres ser su amiga en el futuro, vas a tener que dejar su relación en el pasado. No tiene nada de malo recordar los momentos felices, pero hacerlo probablemente haga resurgir un par de sentimientos que sería mejor evitar.

Los problemas ya quedaron atrás: Si platicas con él, evita hablar de los problemas que alguna vez tuvieron. Si ya no son una pareja, no tienen por qué hablar de problemas de pareja, ¿no lo crees? No hay razón para pelear por algo que ya debería haber quedado atrás.

No hables de tu vida amorosa: El mejor consejo que podemos darte, es evitar hablar de tu vida amorosa con él, al menos al principio. Sentirte suficientemente cómoda con él como para contarle sobre tu vida personal y los chicos con los que sales puede tomarte mucho tiempo, así que no te presiones. Tal vez en el futuro, puedas contarle todo sobre el chico que te está moviendo el tapete, pero por ahora sería mejor evitarlo.

Sé honesta con él y contigo: Si esperas que al ser amigos, algo vuelva a pasar entre ustedes, tienes que darte cuenta de que también existe la posibilidad de que no sea así. No sería justo que tú quisieras volver a intentarlo si él ya está saliendo con alguien más o si está convencido de que quiere dejar atrás lo que pasó entre ustedes.

SRA

¿Qué te pareció?
 
 
 
 
 
 
 
Wow! Yaaay! Cool! Ayyñññ! Mmhh... #Not WTF?