¿En qué etapa de tu relación vas?

¿Quieres saber si vas bien con tu chico? ¡Tienes que leer esto!
COMPARTE
Foto:
2014-03-20 | Autor :

Por: Beatriz Castillo

Si quieres saber en qué etapa de tu relación te encuentras y cómo lograr pasar a la siguiente sin complicaciones, tenemos justo lo que habías estado buscando.

Cada una de las etapas de una relación tiene su lado bueno y su lado malo. De hecho, incluso cuando existen aspectos negativos, solemos hacer todo lo posible por lograr que nuestra relación funcione y que todo salga bien. ¡Pero no es nada fácil!

Obviamente el asunto se complica conforme avanzas de etapa, pero definitivamente vale la pena el esfuerzo que se requiere para llegar a la última etapa. Tal vez haya peleas a lo largo del camino, pero con un poco de trabajo en equipo lograrán salir adelante.

Chécalas:

Romance: Definitivamente la parte más bella y memorable del amor. Puede durar desde dos meses, ¡hasta dos años! Todo es color de rosa y te sientes más enamorada que nunca. No puedes pasar ni un segundo lejos de tu amado y todo a tu alrededor se llena de amor. Pueden platicar durante horas y no le ves nada malo a tu pareja. Lo único malo es que durante esta etapa, algunas personas se pierden en el otro y dejan atrás su individualidad.

Transición: También conocida como la etapa de los conflictos, la transición sucede cuando dejamos de ver la vida color de rosa y empezamos a fijarnos en cosas más serias de la otra persona. Dejas de pensar que durarán para siempre y suelen pelear por cualquier cosa. En lugar de enfocarte en sus similitudes, te enfocas en sus diferencias. Algunas parejas no sobreviven esta etapa y terminan antes de pasar a la siguiente. Podría sonar como una mala etapa, pero es todo lo contrario. Simplemente es una manera de tomar una decisión seria sobre su futuro. Aquellas parejas que logren sobrevivir esta etapa serán las que permanezcan juntas durante más tiempo.

Estabilidad: Si sobrevivieron a la etapa de transición, la siguiente es la de la estabilidad. Ya lo conoces mejor y estás consciente de las diferencias que existen entre ustedes. Ya han definido sus roles y dejan de pelear tan seguido. Un pleito se soluciona fácilmente porque ahora toman más en cuenta la opinión de la otra persona. El único lado negativo de esta etapa es que podrían llegar a una rutina, lo cual es muy peligroso, ya que pueden aburrirse y perder la esperanza.

Compromiso: No nos referimos a comprometerse para casarse, sino a estar seguros de que estarán juntos incluso en los peores momentos y que su amor puede sobrepasar cualquier obstáculo. Han pasado por muchas cosas juntos y saben que pueden con lo que sea. Ya no necesitas estar con él, sino que estás segura de que QUIERES estar con él. Su relación alcanza el balance ideal y empiezas a pensar en el futuro a corto, mediano y largo plazo. ¡Es lo mejor del amor!

SRA

¿Qué te pareció?
 
 
 
 
 
 
 
Wow! Yaaay! Cool! Ayyñññ! Mmhh... #Not WTF?