Mitos sobre el noviazgo

No creas todo lo que te dicen sobre el amor.
COMPARTE
Foto:
2014-01-06 | Autor :

Es súper fácil creer que estás haciendo algo mal en tu relación por lo que solemos ver en las películas o por lo que nos dicen nuestras amigas, pero a final de cuentas la única que sabe lo que debe hacer, eres tú misma.

Existen muchos mitos sobre cómo deberíamos comportarnos en una relación, pero la verdad es que ya no funcionan en el mundo moderno. La mayoría de estos mitos son anticuados y deberían ser dejados atrás.

Es muy fácil confundirnos cuando nuestra familia, amigas, las películas y la televisión constantemente nos dicen cómo deberíamos comportarnos y es muy común creer que estamos haciendo algo mal cuando no es así.

Chécalo:

No decir lo que piensas: Los sacrificios son muy importantes en una relación, porque le dan a entender que él es tu prioridad, pero eso no significa que siempre debas ceder. Si hay algo que no quieres hacer, ¡no tienes por qué hacerlo! Siempre tienes que decir lo que estás pensando y lo que estás sintiendo. Recuerda que la comunicación es básica en cualquier relación.

No lo lastimes: A veces es necesario herir a la persona que amamos por el simple hecho de ser honestas con él. Obviamente no quisieras lastimarlo, pero es mejor que mentirle o ser deshonesta con él.

Llevarte bien con sus amigos: Obviamente es bueno llevarte bien con sus amigos, pero no siempre es posible. De hecho, ¡a veces es imposible! Si no los soportas, no tienes por qué fingir que te caen bien. Obvio no es necesario ser grosera; evitarlos es más que suficiente.

Alejarte de tus amigas: A veces dejamos de lado nuestras amistades por darle prioridad a nuestra relación, pero esto es lo peor que puedes hacer. Recuerda que no todas las relaciones son para siempre, así que asegúrate de cuidar tus amistades y seguir en contacto con ellas.

Pasar todo el día con él: Tener una relación con alguien no significa que debas decirle adiós a tu vida personal y pasar todo el día con tu novio. De hecho, pasar demasiado tiempo juntos podría hacer que se harten el uno del otro, así que procuren mantener su independencia.

Siempre aceptar tener sexo: Si no tienes ganas de sexo, besos o cualquier otra cosa, él no tiene por qué obligarte a hacerlo. No te sientas mal si no estás de humor. Ni siquiera es necesario darle una razón. ¡No es no!

SRA

¿Qué te pareció?
 
 
 
 
 
 
 
Wow! Yaaay! Cool! Ayyñññ! Mmhh... #Not WTF?