Reglas para aventarte un free

Checa esto, tú decides si lo quieres o no.
COMPARTE
Foto:
2014-07-23 | Autor :

Por: Ana Shimasaki

Muchas chicas que se sienten "open mind” creen que aventarse un "free” está de lujo, pues los dos se la pasan muy bien y ninguno tiene ningún tipo de obligaciones para con el otro.

Sin embargo, esta relación sin compromiso no es tan maravillosa como parece, pues la mayoría de las veces alguno de los dos termina clavándose y sale con el corazón roto al no poder exigirle nada. A pesar de todo ¿quieres aventarte uno?

Sigue estas normas para no regarla:

1. Habla claramente con él y entre los dos pongan reglas. Si cada uno interpretara la relación a su propia conveniencia van a terminar mal. Hablen de todo, desde si desean que nadie más se entere hasta que podría ocurrir si al otro se le presenta la oportunidad de salir con alguien más en un plan más serio.

2. De antemano establezcan muy bien los límites. Por ejemplo, que ninguno de los tiene la obligación de llamar al otro todos los días. Para que luego no salgan con sorpresas, es básico que los dos se respondan esta pregunta: ¿estar en una relación abierta implica qué y hasta dónde para mí?

3. Él te gusta muchísimo pero sólo físicamente, no hay ningún otro tipo de sentimientos involucrados y esto es mutuo. Si estás enamorada de él y crees que aceptar ser su "free” es la única forma que tienes para estar junto a él, empieza mal el asunto, porque tarde o temprano querrás llevar la relación a un nivel que él no quiere y que desde un principio no te ofreció.

4. Evita aceptarlo si tienen alguna duda. Ya sea porque él se te haga un chico no muy confiable, bocón e irrespetuoso, o porque de plano tú tienes tus dudas sobre si podrás llevar este tipo de "relación”, lo cierto es que no debes aventarte un free si algún foco rojo se prende en tu cabeza.

SRA

¿Qué te pareció?
 
 
 
 
 
 
 
Wow! Yaaay! Cool! Ayyñññ! Mmhh... #Not WTF?