Tómate tu relación en serio

Te decimos por qué es bueno hacerlo.
COMPARTE
Foto:
2013-11-26 | Autor :

Por: Beatriz Castillo

¿Alguna vez te han dicho que estás obsesionada con tu chico? Para algunas, esto es algo malo, pero tal vez no lo sea tanto.

Si ya no tienes tiempo para nada más que tu chico, probablemente recibas un par de comentarios negativos al respecto y, mientras que no está bien descuidar otros aspectos de tu vida, una relación requiere de mucho tiempo y esfuerzo para funcionar correctamente.

Es muy difícil balancear toda tu vida, pero es algo que debemos aprender a hacer. Pero al principio de una relación, tenemos que trabajar muy duro por hacer que todo salga bien.

¡Es como construir un edificio! Las bases tienen que ser súper fuertes y firmes para que la construcción pueda resistir cualquier eventualidad. Si desde el principio de la relación, te esfuerzas por poner todo de tu parte, en un par de semanas o meses, tendrán un vínculo tan fuerte, que nada podrá destruirlo.

Esto no significa que te olvides de todo lo demás, sino de que te tomes el tiempo de construir algo bello con la persona que quieres y de aprender a darle prioridad a lo más importante.

Pon atención en esto:

Las relaciones requieren de trabajo: No importa cuánto amor o química exista entre ustedes. Si no trabajan en equipo desde el principio, su relación jamás crecerá. Si no estás dispuesta a invertir tiempo y dedicación en tu vida romántica, lo más probable es que la relación termine antes de tiempo.

Las relaciones pasan por etapas: Al principio, es totalmente normal que pasen por una etapa de ajuste en la que apenas empiezan a conocerse. Esto ayuda a que el amor y el cariño entre ustedes crezca. ¡Y no tiene nada de malo! Es una etapa natural en toda relación, así que no tienes nada de qué preocuparte.

Tienes que ser amiga de tu novio: Si además de ser novios, no son buenos amigos, es muy probable que las cosas no salgan tan bien. Tiene que existir suficiente confianza como para contarse todo y pasar todo el tiempo juntos sin querer jalar de los pelos a la otra persona. ¡Y eso toma tiempo! Tal vez no puedas ir a todas las fiestas porque prefieres estar con tu chico, pero esto es algo totalmente normal y sano.

Tienes que enfocarte en lo que te hace feliz: Si en este momento de tu vida, lo que más feliz te hace es estar con tu chico, ¡muchas felicidades! Esto significa que debes darle prioridad e importancia a la relación que tienes con él antes que a lo demás. No te preocupes por hacer felices a los demás, ¡sino a ti misma!

Las prioridades evolucionan: La realidad es que todos vamos cambiando conforme pasa el tiempo. Tal vez hace unos meses lo único en tu mente eran las amigas, la escuela o las fiestas, pero ahora quieres enfocarte en el amor. ¡Y esto es lo mejor que te puede pasar! Disfruta esta nueva etapa de tu vida y adáptate de la mejor manera posible. ¡Es más fácil de lo que crees!

SRA

¿Qué te pareció?
 
 
 
 
 
 
 
Wow! Yaaay! Cool! Ayyñññ! Mmhh... #Not WTF?