Guía básica del faje

Todo lo que querías saber para pasarla increíble con tu galán.
COMPARTE
guía del faje
Foto: Unsplash
2018-07-19 | Autor : Beatriz

¿Quieres disfrutar de un momento excitante con tu chico, pero aún no te sientes lista para tener relaciones sexuales? ¡El faje podría ser justo lo que buscabas!

 

 

Cuando comienzas a explorar tu sexualidad, el mundo parece llenarse de opciones. De hecho, son tantas las posibilidades que podría parecer una tarea demasiado exhaustiva. Cada beso incita algo nuevo y cada roce de tu piel contra la suya estimula partes de ti que jamás hubieras imaginado.

El problema es que se supone que deberías saber todo sobre el sexo incluso antes de haberlo experimentado. Es como si la vida esperara que estés lista para lo que sea cuando aún no conoces ni la mitad de lo que deberías saber.

Pero incluso quienes ya han tenido relaciones sexuales no son expertos o expertas en el tema. Siempre hay algo nuevo que aprender y nuevas experiencias que conocer.

 

 

 

 

Si eres una chica 15a20 y aún no has tenido relaciones sexuales, tal vez pienses que el sexo será increíble y no puedas esperar para experimentarlo, pero como cualquier persona con experiencia te dirá, siempre es mejor cuando ambas partes son suficientemente maduras, cuando confías en tu pareja y cuando estás segura de que quieres hacerlo.

Eso nos deja con una sola opción: el faje. Si quisiéramos explicarlo, sería una especie de sexo sin penetración, en la que tus partes íntimas rozan las de tu pareja pero jamás se quitan la ropa. Puedes sentir todo, pero no puedes verlo o tocarlo directamente.

 

 

 

 

 

Checa esto:

Lo mejor del faje es que no hay riesgo de embarazo. A pesar de que en el pasado han existido ciertos casos médicos de embarazo después de fajar, son muy contados y poco probables. Todo depende de ti y de que mantengas todo bajo control.

1. La primera vez

 

 

Si es tu primer faje y no estás totalmente segura de lo que tienes que hacer, no te preocupes. Todo se trata de los movimientos de tu pelvis. Entre más cerca estén tus pantalones de los suyos, mejor se sentirá la experiencia.

2. Sigue tus instintos

Cuando estés acostada encima de él o a su lado, mueve tu cuerpo contra el suyo hasta que alcancen una sincronía perfecta. ¡Todo está en las caderas!

 

 

 

3. Usa las manos

 

 

Así como cuando besas a un chico, sería una muy mala idea dejar tus manos quietas a tus costados, al momento del faje deberías usarlas para acariciar su rostro, su cabello y su cuerpo. Los besos también son importantes e incluso podrías morder ligeramente sus labios. ¡Hazlo suavemente para evitar lastimarlo!

4. Cambia de posición

No necesitas quedarte en la misma postura todo el tiempo. ¡Cambia de vez en cuando! Si se quedan demasiado tiempo en la misma posición, podrían cansarse o aburrirse, así que no olvides moverte un poco.

5. No seas tan ruda

Hay que tener mucho cuidado con los cierres, costuras y botones de la ropa, ya que podrían lastimarte. Procura hacerlo de manera divertida y excitante sin tener que pasar a algo más rudo.

 

 

 

6. Tu cuerpo

 

 

Después de un rato de fajar, comenzarás a sentirte un poco mojada allá abajo. ¡Es totalmente normal! Lo que está sucediendo es que tu cuerpo está lubricando la entrada de tu vagina para el momento de la penetración. No pasa nada si lubricas un poco y el hecho de que lo hagas no necesariamente significa que debas tener sexo.

7. Él

Cuando un chico está fajando, podría liberar algo conocido como fluido preeyaculatorio o preseminal. Simplemente es una señal de que está excitado y no significa que tengan que hacer nada al respecto. Algunos chicos dirán que si no eyaculan, sentirán dolor en los testículos, lo cual se conoce como "blue balls", pero no está científicamente comprobado que así sea. Si él lo usa como pretexto para obligarte a tener sexo, significa que es un patán que quiere aprovecharse de la situación. ¡No lo permitas!

 

 

 

8. ¡No te desnudes!

 

 

Por definición, los fajes incluyen ropa, así que evita desnudarte. En un momento de pasión, podría ganarles la tentación, pero sería una terrible idea, sobre todo si no tienen condones a la mano. Cuando tengas sexo por primera vez, debería ser una decisión madura y consciente, no un impulso de un momento candente.

La verdad es que si aún no te sientes lista para tener sexo, no tienes por qué hacerlo. Puedes disfrutar de muchas otras experiencias sin necesidad de perder la virginidad. No tienes que caer ante presiones sociales o de pareja si tu novio te presiona a tener sexo y tú no quieres hacerlo, ¿por qué sigues con él?.

Sólo hay una oportunidad de perder tu virginidad en la vida. ¿No preferirías que fuera un momento lindo que recuerdes a lo largo de tu existencia en lugar de una sesión llena de presión, arrepentimientos e incomodidad?

Es entendible que quieras crecer rápido, pero honestamente el sexo no es señal de madurez. Pero esperar al mejor momento sí lo es. Comprender la importancia del amor, la confianza, la comodidad y sobre todo, la protección, son los verdaderos signos de que eres una chica madura.

 

 

 

No queremos tomar decisiones por ti, ni decirte qué debas hacer con tu vida. Simplemente queremos aconsejarte que esperes hasta que estés segura de que quieres dar el siguiente paso. La decisión es tuya, ¡así que asegúrate de tomar la correcta!

 

¿Qué te pareció?
 
 
 
 
 
 
 
Wow! Yaaay! Cool! Ayyñññ! Mmhh... #Not WTF?
Tags: 
Faje
Relaciones sexuales
Intimidad
Sexualidad

RELACIONADAS