Errores que cometes al lavar tu cabello

Tal vez le estés haciendo daño... ¡Sin darte cuenta!
COMPARTE
Foto:
2014-01-29 | Autor :

Por: Beatriz Castillo

Desde lavarlo todos los días hasta utilizar agua demasiado caliente, a menudo hacemos cosas que le hacen daño a nuestro cabello sin darnos cuenta.¡Nunca más!

Tener el cabello brilloso y saludable es el sueño del mundo de la belleza y es algo por lo que nos esforzamos muchísimo. Pero, ¿de qué sirve tanto esfuerzo si hacemos cosas que lo dañan sin darnos cuenta?

Obviamente no quieres dañar tu cabello conscientemente, pero algunas partes de tu rutina de belleza podrían estar haciéndolo. Existe un par de hábitos que parecen inofensivos, pero son el mayor causante de cabello seco, dañado y sin vida.

Lavarlo todos los días: Los expertos aseguran que nuestro cabello se ve mejor cuando los aceites naturales que se originan en el cuero cabelludo llegan hasta las puntas. Por eso recomiendan lavar el cabello cada tercer día. Si no te gusta la idea de que tu cabello se vea grasoso, puedes rociarlo con un poco de shampoo seco o agua y estilizarlo con una secadora.

Cambiar de shampoo: Algunas creen que es bueno cambiar de shampoo para que nuestro cabello luzca más sano, pero los expertos aseguran que lo mejor es quedarte con lo que sabes que funciona. Tu cabello no distingue entre marcas, así que no puede desarrollar tolerancia a ningún producto. El secreto se encuentra en hallar el mejor shampoo para tu tipo de cabello y quedarte con él por siempre.

No saber usar los productos: En lugar de aplicar shampoo y acondicionador a lo largo de todo tu cabello, concéntrate en aplicar shampoo sólo en el cuero cabelludo y el acondicionador desde la mitad de tu cabello hasta las puntas. Las puntas necesitan más humectación para no abrirse y la raíz solamente necesita un poco para mantener el volumen.

No usar acondicionador: Si quieres que tu cabello brille, tienes que usar acondicionador cada vez que lo laves. Además, el acondicionador elmina la fricción al cepillado, lo cual causará que tu cabello se quiebre menos. De hecho, el shampoo es tan agresivo que un experimento interesante es utilizar únicamente acondicionador de vez en cuando. Los expertos aseguran que dejará tu cabello viéndose increíble.

Usar agua muy caliente: Mientras que el agua caliente ayuda a que la cutícula del cabello permita que el shampoo y el acondicionador funcionen, el agua fría ayuda a que la cutícula se cierre y permanezca humectada por el acondicionador, lo cual hace que tu cabello se vea brilloso y saludable. Lo mejor es lavar con agua caliente y enjuagar con agua fría.

¿Qué te pareció?
 
 
 
 
 
 
 
Wow! Yaaay! Cool! Ayyñññ! Mmhh... #Not WTF?