Las ventajas de tener el cabello largo

Tener una melena larga no sólo te hará lucir bien, ¡checa esto!
COMPARTE
Foto:
2013-05-23 | Autor :

Todas las chicas mueren por tener un cabello enorme, que sea espeso y su largo sea de la cintura para abajo, sobre todo las que sufren por que no les crece.

Las que ya gozan de una cabellera como Rapunzel, dicen que es muy difícil de mantener y cuidar, además de que utilizan más producto para lavarlo, hidratarlo y peinarlo.

¿Cuáles son los pros y los contras de tenerlo largo? Depende del tipo de cabello que tenga cada chica, y sus necesidades.

Grandes ventajas:

A comparación de un corte tipo 'Bob', que necesita mantenimiento cada mes para no perder su forma, el cabello largo sólo necesita despuntarse cada 2 meses para quitar lo maltratado.

Te puedes hacer el peinado que quieras, es versátil y eso es una gran ventaja. Trenzas, ondulados, chongos, lacio o lo que se te ocurra.

Su forma natural se ve increíble, no necesitarás estilizarlo todos los días, ya sea chino, lacio u ondulado.

Es abrigador en invierno, sobre todo en la zona del cuello y las orejas; y en verano se puede amarrar facilmente sin causar problemas.

Proyecta seguridad, sensualidad y fuerza, pues todas las heroínas y princesas de cuentos tienen cabelleras largas, por lo que al tenerlo así, no es raro sentirnos más guapas.

Adiós al frió, ya que al ser más pesado cae naturalmente, eso sí, puede perder algo de volumen pero siempre hay formas de obtenerlo. No te sorprendas si se ondula un poco o llega a alisarse naturalmente.

Causa envidias, pues siempre que vemos que una chica se suelta el cabello y lo tiene súper cuidado y largo, no dudamos en halagarla y preguntarle su secreto. Así que es un motivo más para sentirte hermosa y subir tu autoestima.

Le va bien a todo tipo de rostro y puedes jugar con capas, flecos y texturas, ya que se adapta fácilmente. De igual forma si necesitas un cambio de look, sólo unos centímetros menos te harán lucir diferente, al igual que los tintes, las capas o cualquier estilo para renovarlo.

Cuidados extra:
Lávalo cada dos días, utiliza un shampoo de acuerdo a las necesidades de tu cabello, y no olvides hidratarlo.

La mejor forma de lavarlo es masacrando el cuero cabelludo con las yemas de tus dedos, así activarás la circulación. No utilices las uñas, pues podrías irritar la piel y causar resequedad.

Cuando lo seques, no lo talles contra la toalla, mejor presiónalo suavemente y envuélvelo en la toalla.

Cepíllalo antes de bañarte y antes de dormir. Evita hacerlo cuando esté mojado, pues podrías romperlo y trozarlo con los jalones, si lo vas desenredarlo húmedo, te recomendamos hacerlo con un peine de dientes anchos y utilizar antes un serum o aceite hidratante.

Aplica una mascarilla hidratante cada tercer día, esto ayudará a que se mantenga con fuerza, hidratado y brillante.

Si quieres aprender a rizarlo con la plancha del cabello, te dejamos un tutoríal para que lo hagas de volada.

SRA

¿Qué te pareció?
 
 
 
 
 
 
 
Wow! Yaaay! Cool! Ayyñññ! Mmhh... #Not WTF?