Cómo maquillarte de día y de noche

El orden en el que aplicas tu maquillaje puede alterar los resultados.
COMPARTE
Foto:
2013-05-16 | Autor :

A pesar de que parece ser lo mismo, el maquillaje de día y de noche son completamente diferentes, pues los productos y el orden en que los aplicas tienen una razón de ser y un resultado completamente diferente.

Generalmente la base y el corrector van primero, después las sombras, el delineador, el rubor, el rímel y el labial, pero hay algunas técnicas para hacerlo más fácil y ordenadamente.

Si ya estás acostumbrada a un estilo está perfecto, pero siempre es bueno cambiar un poco la rutina de todo lo que hacemos, es por eso que te dejamos el orden en el que va el maquillaje de día y de noche.

De día:

Normalmente el maquillaje de día es mucho más ligero y fresco, no se utilizan sombras fuertes y los colores que predominan son los rosas, cafés y dorados.

Primero aplica tu crema hidratante o protector solar, lo mismo si utilizas una BB Cream, que ya tiene algo de maquillaje y FPS, o la base, si es que te gusta cubrir más imperfecciones. la crema hidratante, la BB Cream o la base. Si no usas ningún tipo de maquillaje antes, aplica un poco de corrector antes de que empieces a maquillarte.

Continúa con el rubor, no importa si es en polvo o crema.

De las mejillas, pasa a los labios, aplica un bálsamo o un labial de color fuerte.

Si te gusta rellenar tus cejas, puedes hacerlo como tu cuarto paso, pero recuerda que debe ser muy leve, pues te verás muy cargada.

Para darle luz a tus ojos utiliza sombras claras y de preferencia en colores tierra, los colores fuertes déjalos para la noche.

Delinea tus ojos con un lápiz café o negro y por último aplica rímel, con dos capas bastará.

De noche:

Igual que en el día, comienza con la base, aquí ya no es necesario utilizar un protector solar y puedes darle más drama a tu 'look' con más maquillaje.

Sigue con las sombras, aquí puedes hacerte un smokey eye en el color que quieras, un degradado o una combinación de colores para darle más atención.

Después del color en los ojos, no olvides delinearlo con un color negro intenso, usa de preferencia un delineador de gel, pues duran más.

Enchina tus pestañas y utiliza un rímel de alto impacto, aquí se vale usar hasta cuatro capas para darle volumen a tus ojos.

Tal vez te parezca raro, pero después de maquillar los ojos, lo ideal es que apliques el corrector y el polvo, pues así cubrirás el exceso de sombras que quedaron sobre tus mejillas y evitar que los colores obscuros se confundan con ojeras.

Después de esto, aplica un poco de polvo traslucido o compacto para cubrir el brillo y las imperfecciones, además de dar una apariencia de piel perfecta.

Para esta temporada utilizar polvos bronceadores es lo ideal, aplícalos después del polvo y antes del rubor sobre las partes más sobresalientes de tu rostro: mejillas, frente, barbilla y nariz. Hazlo con moderación.

Aplica rubor en la manzana de tus mejillas, para encontrarlas solo basta sonreír y resaltarán de inmediato.

Al final aplica un 'lipstick' y listo.

SRA

¿Qué te pareció?
 
 
 
 
 
 
 
Wow! Yaaay! Cool! Ayyñññ! Mmhh... #Not WTF?