Errores que debes evitar con tu polvo

Chécalos y sácale el mejor provecho.
COMPARTE
Foto:
2014-06-09 | Autor :

Por: Christin Parcerisa

Los polvos nos ayudan a fijar la base de maquillaje para que dure más tiempo, además de absorber el aceite del rostro, controlar el brillo y ayudar a que nuestra piel se vea uniforme.

Sin embargo, como es muy fácil su aplicación, hay varios errores que llegamos a cometer casi sin darnos cuenta. Checa estos consejos para sacarle el mejor provecho y verte increíble.

Aguas con esto:

Lo más importante es seleccionar el color adecuado de polvo ya que, al igual que tu base de maquillaje, tiene que ir de acuerdo al tono de tu piel. Revisa bien que no te quede o muy claro o muy obscuro. La clave: tu cara debe de verse del mismo tono que tu cuello.

Uno de los mayores errores es no tener la piel bien hidratada antes de aplicar el polvo. Por lo mismo que este producto combate el brillo, si no te hidrataste lo suficiente puedes resecar tu piel.

¡Ojo con la cantidad! Solo se necesita una capa delgada para conseguir el efecto y lucir natural, pero debes prestar atención en zonas de más grasa. La nariz es muy importante, evita que quede muy mate porque resta brillo natural, así que trata de ponerlo a los lados y solo una capa muy delgada en la parte superior.

Puedes usar polvo con o sin base, pero si lo vas a hacer sin ella, limpia tu rostro primero y sécalo muy bien para evitar grumos a la hora de aplicarlo.

Procura no aplicar el polvo con una brocha muy grande, ya que con una más compacta puedes esparcir menos cantidad de manera más precisa sobre ciertas zonas y no de golpe en toda la cara.

Tip extra: Después de aplicar el polvo toma un pañuelo desechable, extiéndelo sobre tu rostro y presiona suavemente, además de fijar, quitarás el exceso.

SRA

¿Qué te pareció?
 
 
 
 
 
 
 
Wow! Yaaay! Cool! Ayyñññ! Mmhh... #Not WTF?