Repara tu maquillaje

Olvídate del rubor hecho polvo o del rímel seco.
COMPARTE
Foto:
2013-04-04 | Autor :

Que el barniz se haga grumos, el rímel se seque a la semana de comprarlo y tus sombras estén hechas polvo por que se te cayeron, tiene solución.

Si piensas que tu maquillaje debe ir directo al bote de basura cuando pasa esto ¡detente! Todavía hay remedio, siempre y cuando no tengas años en el cajón de tu tocador.

Generalmente los accidentes pasan y cuando el maquillaje va involucrado sentimos que se nos hace pedazos el corazón cuando vemos nuestro polvo, que ademas nos costó carísimo, regado por toda nuestra bolsa.

Bueno pues para todo eso hay algunos trucos que pueden hacer que duren un poco más, o al menos que sea posible volver a llevarlos en la cosmetiquera.

Rubor destrozado
Si se te cayó y quedó hecho polvo, no te preocupes.

Necesitas alcohol, plástico para envolver, espátula, un gotero y una brocha para maquillar.
Forra el rubor con el plástico y con la espátula termina de triturar el polvo hasta que quede muy fino ahí mismo en el envase.
Retira con cuidado el plástico y échale 10 gotitas de alcohol con el gotero.
Con la espátula dale forma y emparéjalo, ahora espera a que se seque y listo.
Si tienes varios rubores que ya no utilizas puedes combinarlos y hacer tu propio tono, consigue un envase para hacer el mismo proceso y listo.
Esto también lo puedes aplicar a tu polvo y a tus sombras.

Rímel seco
Te lo acabas de comprar ¿y ya está seco?
Lo único que necesitas es aceite de ricino, este ingrediente además de renovar tu rímel, sus propiedades ayudarán a darle fuerza a tus pestañas.
Quíta la fundida negra que ayuda a quitar el exceso de pintura y aplica 8 gotas en el frasco, después revuelve bien con el cepillo y prueba en tu mano la pintura.
También se puede hacer con glicerina o con gotas para ojos, incluso con aceite, pero nosotras les recomendamos el ricino ya que ayuda a que crezcan las pestañas.

Rescatar un esmalte seco y con grumos
Si tu color se está secando, lo único que necesitas es un quita esmalte, ten cuidado de no usar acetona pues puede ser desastrozo y terminará por arruinar tu esmalte.
Abre tu barniz y coloca unas gotitas de quita esmalte, revuelve y listo, notarás de inmediato la diferencia.

Un labial roto
Si es de barra, todavía tiene solución.
Lo único que necesitas es tu congelador y un encendedor.
Mete tu labial al congelador por unos 30 segundos y sácalo, séparalo de la parte donde se trozó y con el encendedor aplica calor en el pedazo de pintura que se desprendió.
Una vez que se derrita un poquito, ten cuidado de no quemarte, únelos y presiona por unos segundos.
Ya que haya pegado baja la barra de labial y mételo de nuevo al congelador, pero esta vez lo dejarás varias horas. Y listo quedará como nuevo.

SRA

SRA

¿Qué te pareció?
 
 
 
 
 
 
 
Wow! Yaaay! Cool! Ayyñññ! Mmhh... #Not WTF?