7 tips para no romper la dieta en una salida

No le tengas miedo a la comida.
COMPARTE
Foto:
2014-06-24 | Autor :

Por: Ana Shimasaki

¡Por fin te decidiste a seguir una dieta para cuidar tu salud, y parece que está dando resultado!

Sin embargo, ésta te exige un régimen de comidas saludables y a ciertos horarios. Lo malo viene cuando el fin de semana sales con el novio o los amigos, y sabes que estarás tentada por comida repleta de calorías. ¡Horror! ¿Qué se debe hacer en estos casos?

Sigue estos sencillos tips:

1. Llega sin hambre. Es decir, no te la pases en ayunas antes de la comida pensando que de esta forma ahorras calorías, porque lo que esto hace es acumular el hambre y te devores todo lo que te pongan en frente. Lo mejor es que realices una comida sana y de bajas calorías unas dos horas antes.
2. Antes de que venga el galán por ti tómate unos dos vasos de agua, esto hará que tu estómago no sienta una sensación de vacío y hambre.
3. Trata de ir a lugares donde ofrezcan alternativas sanas. Ahora es muy común que hasta en donde venden hamburguesas tengan una barra de ensaladas.
4. Elige un lugar tranquilo. Está comprobado que las personas que se sientan en zonas con distracciones cerca de una ventana o un televisor comen más, porque el alboroto hace perder la cuenta de lo que están comiendo.
5. Elige primero. Está comprobado que si tú tienes la idea de pedir una alternativa sana, pero tu amigo pide primero una hamburguesa triple con papas fritas, posiblemente empieces a replantearte tu "aburrida” comida a la plancha y con vegetales.
6. Olvídate de los panes y las tortillas que te ponen en la mesa mientras llega la comida. Estos "inocentes” aperitivos pueden incrementar tu dieta con cientos de calorías.
7. Ojo con las ensaladas. Ya sabemos que la lechuga, el pepino y los vegetales son muy buenos y con pocas calorías, pero de poco sirve si las acompañas con mucho aderezo cargado de queso y mayonesa, azúcar y grasas. Pide aparte el aderezo y modera la ración.
8. Por último, y si ya pediste la hamburguesa que se te había antojado toda la semana, ¡disfrútala! Cómetela lento y saboreándotela. Después de todo se vale romper la dieta una vez a la semana, siempre y cuando después de este "pecadillo” sigas por el buen camino.

SRA

¿Qué te pareció?
 
 
 
 
 
 
 
Wow! Yaaay! Cool! Ayyñññ! Mmhh... #Not WTF?