Dietas y el problema con ellas

Si quieres alcanzar tu peso ideal, tal vez hacer dieta no sea la mejor idea.
COMPARTE
Foto:
2013-09-10 | Autor :

Para tener un cuerpo saludable se necesita mucho más que una simple dieta. Es necesario ajustar tus hábitos alimenticios y llevar un estilo de vida más sano.
Sorprendentemente, las dietas no son tan buenas como creemos porque crean patrones alimenticios temporales, lo que te brindará resultados temporales. Las chicas que hacen dieta pasan varias semanas comiendo de maneras súper extrañas y quedándose con hambre para obtener resultados rápidos, pero una vez que terminan la dieta, vuelven a los mismos hábitos de siempre.

Lo importante es crear nuevo hábitos y costumbres que se adapten a tu rutina diaria para que, sin darte cuenta, bajes de peso sin tanto esfuerzo y sin privarte de comer bien. Tienes que cambiar tus malos hábitos por unos más sanos y saludables.

Si quieres bajar de peso deja de hacer dietas y mejor empieza a seguir nuestros consejos. Poco a poco empezarás a ver resultados que te sorprenderán.

Pon atención:
No agrandes tu orden: Cuando vamos a un restaurante de comida rápida, siempre nos ofrecen papas y refresco grandes por un poco más de dinero. Es tan barato que automáticamente aceptamos y terminamos con una cantidad impresionante de comida. ¡Esto es lo peor que puedes hacer! Si te ofrecen agrandar tus papas y refresco, di que no. Una opción aún mejor es pedir agua en lugar de refresco y compartir tus papas.

Cuida tus porciones: Acostúmbrate a distribuir correctamente los alimentos en tu plato. La mitad de tu plato debe estar constituida por vegetales, mientras que una cuarta parte deben ser proteínas como carne, pollo, pavo y pescado y otra cuarta parte deben ser cereales como arroz, pasta, harinas, etc.

Cuidado con el azúcar: ¿Sabías que un vaso de refresco equivale a 10 cucharadas de azúcar? Al tomar bebidas azucaradas le estás haciendo mucho daño a tu cuerpo, así que lo mejor sería reemplazar las sodas por agua de sabor o agua simple.

Toma agua: Mantén cerca de ti una botella con agua en todo momento y procura hidratarte cada vez que puedas. ¿Cómo saber si estás tomando suficiente agua al día? Tu orina debe ser prácticamente transparente.

Come frutas y verduras: Reemplaza las frituras y golosinas por fruta. Al principio te parecerá difícil pero verás que te vas a acostumbrar súper rápido. La fruta es deliciosa y súper sana por sus altos contenidos de vitaminas, minerales y fibra.

SRA

¿Qué te pareció?
 
 
 
 
 
 
 
Wow! Yaaay! Cool! Ayyñññ! Mmhh... #Not WTF?