Haz tu propio spa casero

Te decimos cómo consentir tu rostro, cabello y pies sin salir de casa.
COMPARTE
Foto:
2012-05-10 | Autor :

subPrepara el ambiente para consentirte. Tu música preferida y unas velas aromáticas van a hacerte sentir en un spa profesional.sub

#listaD#
Empecemos por la cara
Lo primero que vas a hacer es un baño de vapor para abrir los poros y lograr una limpieza de cutis bien profunda. Antes que nada, te tienes que lavar la cara con tu jabón de limpieza de siempre. Después de eso, ya estás lista para el vapor. ¿Cómo lo vas a preparar? Con agua destilada, que puedes conseguir en una farmacia. La pones a hervir y la colocas en un tazón de vidrio.

#listaD#
Según tu tipo de piel:
Si tu piel es seca, lo mejor es manzanilla y jugo de naranja.
Si es normal, manzanilla y romero.
Para la piel con acné, lo óptimo es el eucalipto con limón.
Y si tienes piel grasa, eucalipto y albahaca.

Una vez que viertas los ingredientes en el agua, ponte frente a la preparación, cubriéndote con una toalla para que no se escape el vapor y puedas aprovechar todas sus propiedades. ¡Ojo! El agua no te tiene que tocar, sólo el vapor. Con 10 minutos es suficiente.

El paso siguiente es exfoliar tu piel
Puedes ponerte tu crema de siempre, pero le vas a agregar una cucharadita de azúcar para que los granitos limpien profundamente tu piell. Una vez que tengas la mezcla lista, aplícala con movimientos circulares. Después, limpia con abundante agua fría y ponte un astringente. ¡Listo! Ahora a preparar la mascarilla con miel y limón. Aplícala y déjala actuar por 15 minutos.

Ahora es el turno de tu cabello
Si es entre normal y graso, necesitas mezclar una cucharada de germen de trigo, una de aceite de almendras y una de miel. Lo dejas actuar unos 15 minutos.
Si tienes el pelo maltratado, aplícate durante 25 minutos una mezcla de yogurt natural y aceite de coco.
Para el cabello seco, lo ideal es la combinación de aceite de maíz y miel, que tiene que actuar durante 15 minutos.

#listaD#
Siguen tus pies
Sumérgelos en agua tibia con tu jabón preferido. ¡Es muy relajante! Después, los exfolias masajeándote con una crema que lleve avena, sal, aceite de almendras y aceite de oliva.
El último paso de tu spa casero es la ducha, para limpiarte de todas las mascarillas. Al final aplica una crema, la que te guste más.

¿Qué te pareció?
 
 
 
 
 
 
 
Wow! Yaaay! Cool! Ayyñññ! Mmhh... #Not WTF?