Malos hábitos que tienes con tu piel

Conoce cómo puedes perjudicarla sin que te des cuenta.
COMPARTE
Foto:
2013-06-19 | Autor :

La piel es el órgano más grande del cuerpo, por lo tanto se encuentra más expuesto que el resto, lo que puede ocasionar que esté más descuidado.

Posiblemente no te has dado cuenta de todo lo malo que le has estado haciendo a tu piel todos los días. Si la ves áspera, sin luz o súper seca, lo más seguro es que algo has estado haciendo mal y necesitas detenerte o podrías perjudicarla de forma permanente.

Te mostramos los malos hábitos que has incluido en tu rutina diaria que maltratan y lastima tu piel.

Malos hábitos

Olvidar tu cuello: Te la pasas aplicando cremas humectantes y bloqueador solar a tu rostro cuando realmente tu cuello lo necesita también y en ocasiones, aún más. Algunas de las más visibles señales de edad pueden mostrarse ahí así que es súper importante cuidar esa zona.

Exfoliarte de más: Todas quieren lucir una piel envidiable, especialmente en la playa pues es el lugar ideal para mostrar un poquito más de tu cuerpo. Desafortunadamente a veces haces de más con tu piel y la exfolias todos los días y hasta de forma súper agresiva. Esto, en lugar de ayudarte, realmente podría perjudicarte ya que los aceites naturales de tu piel los retirarías y la volverías más vulnerable. Te recomendamos exfoliar una vez al día solamente y después utilizar una loción astringente.

Cepillos: Así como debes limpiar cada semana tu cepillo para el cabello, es súper importante mantener higiénicos los que utilices para aplicar tu maquillaje. Si olvidas sanitizarlos frecuentemente, tus poros podrían cerrarse y hasta adquirirías una infección.

Desmaquillajrte. ¿Sabes qué tan importante es desmaquillarte antes de dormir? Es esencial que lo hagas o podrían suceder muchas cosas malas en tu piel. No dejarás que se repare en la noche, podrían aparecer manchas, tu piel absorbería los pigmentos del maquillaje e incluso podrías adquirir alguna infección. Así que es mejor retirar toda pintura antes de irte a la cama.

Bloqueador: Los rayos del sol están criminales en esta época, en especial por la contaminación que ha ido en aumento. Para que no te haga daño, es necesario aplicar bloqueador todos los días y duplicar las porciones si estarás todo el día fuera de casa y debajo del sol.

Desvelarte: Falta de sueño puede llevarte a vivir una vida llena de estrés y cansancio, los cuales no te permitirán estar saludable ni lucir una piel radiante. Dormir le permite repararse del daño que ha enfrentado todo el día así que asegúrate de darle tiempo para recuperarse.

El teléfono: Recuerda que tu celular está por todos lados y lo sostienen diferentes manos así que ha acumulado una gran cantidad de gérmenes los cuales podrían provocar un gran maltrato e infecciones si lo tienes cerca de tu rostro todo el tiempo.

Ojos: Tallarte los ojos es algo que debes evitar de por vida. La piel que los rodea es muy delgada y delicada así que debes prestarle extra atención si no quieres que pierda su elasticidad. Aplica tu maquillaje con el dedo anular y no los talles fuertemente.

Productos de belleza: Aquí no aplica la frase de 'entre más mejor', al contrario en cuanto a químicos, entre menos le apliques a tu piel, mejor para ella. Deja respirar a tu cuerpo por unos días y no lo satures con tantos productos de belleza porque, aunque parezca que sólo te hacen ver mejor, en exceso podrían perjudicarte.

Crema humectante: Muchos piensan que, como el clima cálido es menos seco que el de invierno, puedes saltarte la crema humectante. ¡Esto es completamente falso! En lugar de hacer esto, busca una fórmula más ligera con protector solar para el verano. Tu piel siempre necesitará la protección sin importar qué tan húmedo sea el clima.

Café: Es súper importante que dejes de consumir esta bebida ya que, no solamente se encarga de eliminar todos los nutrientes de tu cuerpo, sino que también te ayuda a mantener una piel súper seca.

Tronar barritos: Todas en algún momento se han visto tentadas a exprimir ese barrito imprudente que se atrevió a aparecerse en tu rostro. Si has cedido ante las tentaciones te recomendamos dejar de hacerlo pues lo único que hace es empujar la suciedad y bacterias dentro de tus poros.

Regadera: Recuerda que el agua fría ayuda a sellar los poros lo cual es excelente para tu piel. El agua caliente lo único que hace es perjudicarte ya que, si está a temperaturas muy altas, podría secarla e inflamarla. Si tienes este mal hábito, te recomendamos dejar de hacerlo pues, a medida que crezcas, tu piel irá perdiendo su elasticidad.

Evita la sal y el azúcar: El sodio hará que tu piel se seque y el azúcar lo volverá súper grasoso. Es mejor que los limites, tanto por tu salud, como para tu belleza.

¿Cuáles de estos malos hábitos has aplicado?

ABS

¿Qué te pareció?
 
 
 
 
 
 
 
Wow! Yaaay! Cool! Ayyñññ! Mmhh... #Not WTF?