Manera correcta de tronar un granito

Checa cómo debes hacerlo para evitar marcas.
COMPARTE
Foto:
2014-01-16 | Autor :

Por: Beatriz Castillo

Deja de ocasionar cicatrices en tu piel y aprende a lidiar con los granitos como toda una experta.

Obvio nunca es bueno que te salga un granito, pero pareciera que siempre aparecen justo antes de una fiesta, una cita o una reunión. ¿Es tan malo tronar un granito?

Despiertas de buenas y el día pinta increíble. ¡Nada podría salir mal! Pero la tragedia llega a tu vida cuando te ves en el espejo y tu peor pesadilla se hace realidad. ¡Te salió un granito!

Mientras te ves en el espejo, parece que el barrito te está viendo de vuelta. Sabes que quieres tronarlo, especialmente porque los barritos suelen aparecer en los peores momentos posibles.

Un grano es una pequeña protuberancia que contiene grasa, suciedad y bacterias. De hecho, la función del granito es contener la bacteria dentro de tu piel, ya que si sale de ahí, podría entrar en contacto con otros poros, infectarlos y ocasionar aún más granitos.

Otro punto negativo es que al tronarlo, podrías introducir nuevas bacterias a tu piel, como aquellas encontradas en tus dedos y uñas. ¡Esto podría ocasionar cicatrices permanentes!

La verdad es que siempre es mejor dejar que pasen. Si lo dejas en paz, un granito durará entre 3 y 7 días y se curará por si mismo. Si lo truenas, podría quedarse ahí por semanas o causar cicatrices en tu piel.

¡Pero seamos realistas! a veces es imposible resistir la tentación, especialmente cuando tienes un evento importante al cual asistir. La buena noticia es que los dermatólogos conocen métodos especializados para tronar granitos de manera segura. Lo malo es que tienen que utilizar guantes de látex y equipo especial esterilizado.

Aun así, tú puedes hacer algo al respecto. Si no puedes evitar las ganas de tronar el barrito, esto es lo que tienes que hacer:

1. Espera un poco hasta que la punta del granito se vea blanca. Esto significa que el contenido del granito se encuentra más cerca de la superficie y está listo para ser drenado.

2. Lava muy bien tus manos con agua tibia, jabón antibacterial y pon atención especial a tus uñas.

3. Esteriliza una aguja con un encendedor o cerillo. Deja que se enfríe y límpialo perfectamente con un poco de alcohol.

4. Ponte alcohol en las manos y también en la superficie del granito con ayuda de una bolita de algodón.

5. Posiciona la aguja paralelamente a la superficie de tu piel y suavemente punza la punta del granito justo en el centro blanco. Es muy importante que lo hagas de manera suave si quieres evitar cicatrices.

6. Usa tus dedos o dos cotonetes extremadamente limpios y aprieta el granito suavemente. Presiona alrededor de la protuberancia y evita tocar la parte blanca. Si no sale nada, significa que el granito no está listo. ¡Espera un poco más!

7. Aplica más alcohol en tu piel ¡va a arder un poco! y no toques tu rostro durante las siguientes horas.

SRA

¿Qué te pareció?
 
 
 
 
 
 
 
Wow! Yaaay! Cool! Ayyñññ! Mmhh... #Not WTF?