Mascarillas caseras para antes de dormir

En la noche, dale vida a tu piel con estas recetas.
COMPARTE
Foto:
2013-11-13 | Autor :

¿No te mueres por tener una piel perfecta? Todo está en estas recetas

Sabemos que no quieres una piel seca y sin vida así que te recomendamos ir ahorita a la cocina y asaltar tu alacena porque estas mascarillas caseras que vas a realizar te prometen los mejores resultados que podrías desear.

Estas recetas, además de ser baratas, son accesibles y tienen varias alternativas. Además huelen súper bien y no te costarán nada de trabajo hacerlas en tu cocina.

QUITA EL ESMALTE DE BRILLOS SIN PROBLEMAS

Moras y yogurt

Mientras que todas las moras son excelentes para esta mascarilla, las fresas son tu mejor opción ya que las semillas que tiene son perfectas para exfoliar. El yoghurt además te ayudarán a darle brillo a tu rostro e incluso a tonificarlo.

Muele 3 fresas y una cucharada de yoghurt hasta tener una mezcla homogénea. Gentilmente aplícala en tu piel y deja que actúe por unos 15 minutos, enjuaga y ¡listo! Podrás dormir perfectamente y despertar con una piel rejuvenecida.

Plátano

¿Qué les haces a los plátanos que se echaron a perder? No los tires, con esta mascarilla, podrás darles un uso diferente y muy efectivo.

Haz una pasta con un plátano y úsalo para hacer una mascarilla nocturna. Aplica por 20 minutos y enjuaga con agua fresca no fría ni caliente para irritarla. Lo que hizo la banana fue humectar y suavizar tu rostro.

Vinagre de manzana

Claro, el vinagre de manzana es excelente para hacer que el cabello crezca pero, de la misma forma, funciona increíble para reparar y tonificar la piel. Aunque no te guste el aroma, verás que terminarás amando esta receta porque tu piel se verá fantástica al día siguiente

Mezcla medio vaso de vinagre de manzana con medio vaso de agua y aplica con un algodón en todo tu rostro. Después de unos 10 minutos, enjuga tu cara y deja a tu piel respirar.

Leche

La leche es un gran refrescante para la piel mientras resalta la luz de la misma. Y no, no tienes que hundir tu cabeza en una cacerola de leche, esta receta es mucho más fácil de llevar a cabo.

Combina leche en polvo con un poco de agua para conseguir una pasta espesa pero un poco líquida que puedas aplicar a tu rostro. Deja que actúe por unos 10 minutos y enjuaga con agua fría gentilmente.

Azúcar y aceite

Esta es nuestra mascarilla favorita porque se siente bien y logra los resultados deseados. Además se hace con ingredientes caseros que seguro toda chica tiene en su cocina.

Mezcla una cucharada de aceite de oliva con una de azúcar y exfolia gentilmente tu sorteo. También puedes combinar un poco de una esencia para conseguir un aroma más agradable mientras traes puesta la mascarilla. Retira con agua tibia cuando ya quieras irte a dormir y te conseguirás una piel suave y tersa.

Avena y miel

La avena es un excelente exfoliante así que es más que obvio que se ha convertido en un gran ingrediente para una mascarilla casera.

Licúa media taza de avena y combínala con 1/4 de taza de miel, un huevo y 1 cucharada de yogurt natural. Cuando tengas una pasta homogénea, aplica en tu rostro por 15 minutos y enjuaga con agua tibia. Exfoliarás, suavizarás y tonificarás ¡de volada!

TIP EXPRÉS: CUIDA TUS PIERNAS DEL FRÍO

¿Cuál has intentado?

ABS

¿Qué te pareció?
 
 
 
 
 
 
 
Wow! Yaaay! Cool! Ayyñññ! Mmhh... #Not WTF?