Razones para llevar lunch a la escuela

Da mucha flojera pero checa cómo puede beneficiarte.
COMPARTE
Foto:
2013-08-26 | Autor :

Por: Beatriz Castillo

¡Es importantísimo que lleves lunch a la escuela! Aquí te decimos por qué.

Si no sueles comer lunch o si siempre compras lo mismo en la cafetería de la escuela, no tienes el control y estás perjudicando tanto tu salud como tu imagen corporal.

LUNCH SANO, CURVAS DE IMPACTO

El inicio del nuevo ciclo escolar es el momento perfecto para empezar a hacer las cosas mejor que nunca. Si el curso pasado sacaste malas calificaciones, ahora es un buen momento para echarle más ganas. Si tuviste momentos difíciles con una amiga, el tiempo es ideal para hacer las paces y empezar de nuevo.

Un excelente propósito de regreso a clases sería empezar a ser un poco más saludable. Dile adiós a las frituras y alimentos grasosos hoy mismo y retoma el control de tu salud.

Llevar lunch a la escuela es una parte esencial de una dieta balanceada, especialmente para una chica 15a20 como tú. Si no comes bien, vas a estar cansadísima y con poca energía a lo largo del día, lo que evitará que salgas bien en la escuela.

Además, si empiezas a comer de una manera más sana, poco a poco empezarás a notar cambios favorables en tu cuerpo. Si a esto le sumas un poco de ejercicio cardiovascular y además duermes bien, te vas a sentir de maravilla y te vas a ver aún mejor.

Otro punto importante de llevar lunch es que poco a poco te irás acostumbrando a llevar una dieta cada vez más sana y en unos años, esto se convertirá en parte de tu rutina. Si te mantienes saludable, te vas a ver increíble por el resto de tu vida.

Ventajas

Tienes muchas opciones: En las cafeterías escolares siempre hay lo mismo y esto puede aburrirte fácilmente. Si tú misma te encargas de tu lunch, puedes llevar un sandwich un día, una ensalada al siguiente y así sucesivamente. ¡Recuerda que la variedad es la sal de la vida!

Vas a gastar menos: Todas sabemos que la comida preparada siempre es más cara y a nadie le gusta gastar dinero de manera innecesaria. Ahorra tu dinero y toma el control de tu dieta para que al final de la semana puedas consentirte. ¡Todo el trabajo habrá valido la pena!

Tú controlas lo que comes: Si siempre compras tu lunch en la escuela, no sabes qué es lo que le estás metiendo a tu cuerpo. Usualmente, el lunch de la cafetería de una escuela está cargadísimo de calorías y grasas innecesarias. Si sigues comiendo así, puedes empezar a preocuparte por las lonjitas. ¡Controla lo que comes y lleva tu propio lunch!

NO SUBAS DE PESO ESTE REGRESO A CLASES
¿Hacen su propio lunch?

ABS

¿Qué te pareció?
 
 
 
 
 
 
 
Wow! Yaaay! Cool! Ayyñññ! Mmhh... #Not WTF?