Rutina para cuidar tu piel

Cumple ese propósito de Año Nuevo por fin.
COMPARTE
Foto:
2015-01-30 | Autor : Por: Paola Ortiz

La piel siempre está expuesta a la contaminación y a los daños que causa el clima, por ende, si queremos lucir una piel sana y hermosa es indispensable que le demos cuidados especiales.

Con tantas cosas que hacer es normal que a veces se nos olvide o no nos de tiempo de seguir una rutina especial para cuidar nuestra piel, seguro siempre te propones prestarle más atención pero al final terminas rindiéndote con este tema. Olvida todas las veces que lo has intentado y agrega de nuevo este propósito a tu lista de este nuevo año, aquí te dejamos algunos cuidados que si sigues poco a poco se convertirán en hábitos.

Qué no se te pase esto:

Tomar más líquidos, mínimo dos litros diarios. Es mejor si es agua simple o de sabor, juegos naturales o leche; procura evitar los refrescos. El agua te mantendrá hidratada lo que te ayudará a evitar las arrugas. Comienza llevando a donde vayas una botella de agua chica y proponte acabar esa botella durante el día. Poco a poco ve aumentando el tamaño de la botella, recuerda que no se vale ir a dormir sin terminar el contenido de la botella.

Si padeces de granitos, imperfecciones o algún problema fuera de lo normal en tu rostro, no intentes remediarlo con cientos de cremas y hasta pastillas, mejor ve al dermatólogo, él sabrá cómo remediar tu problema.

Procurar comer verduras verdes y rojas en tu dieta diaria, éstas ayudan a la pigmentación y elasticidad de la piel.

Diariamente lava tu rostro en la mañana y en la noche, si te maquillas no olvides quitar el maquillaje con productos específicos para esto y después enjuagar tu rostro. Lo peor que le puedes hacer a la piel de tu rostro es dormir maquillada.

Evitar la cafeína, el alcohol y el cigarro.

Dormir mínimo ocho horas diarias, el cuerpo necesita descansar y mientras duermes varias células trabajan para regenerar nuestro cuerpo y recargarlo de energía. La piel se recupera de los desgastes del día durante la noche, dale un descanso.

Darle una limpieza profunda al menos una vez cada mes. Esto lo puedes hacer en casa con recetas caseras, mascarillas ya preparadas sólo para usar o puedes ir al salón de belleza o SPA a que te hagan una limpieza profesional a fondo. Hoy en día existen varios lugares en donde puedes conseguir buenos resultados por un precio económico.

Cuando seques tu piel no talles con la toalla, sólo presiona delicadamente para absorver el agua, los famosos "golpecitos de toalla”.

Hidratar tu piel. Utiliza crema para hidratar tu piel por fuera, una para el cuerpo y otra para el rostro.

SRA

¿Qué te pareció?
 
 
 
 
 
 
 
Wow! Yaaay! Cool! Ayyñññ! Mmhh... #Not WTF?