Tips para ahorrar tiempo al bañarte

Checa esto y sé más eficiente.
COMPARTE
Foto:
2014-09-02 | Autor :

Por: Christin Parcerisa

Todos los días entras a la regadera con los ojos aún semi cerrados, para despertarte y, claro, verte limpia y fresca para arrancar el día. Pero, ¿sabías que eso que haces todos los días, podrías hacerlo mejor? No sólo para que sea más eficiente, sino para que lo disfrutes aún más.

¡Checa esto!

El jabón normal podría dejar tu piel tiesa, seca y con comezón pues al tallarte le quitas los aceites naturales que protegen tu piel del medio ambiente y le aportan elasticidad. En vez de usar este tipo de jabones es mejor un gel de baño a base de agua; te limpia sin quitar tus aceites.

Ojo con la temperatura. No sólo gastas mucho más gas, el agua caliente reseca tu piel. Claro, no se siente igual brincar de tu cama calientita al chorro helado, pero sí puedes ir bajándole poco a poco la temperatura. Además, mientras más fría esté el agua mejora tu circulación.

Cambia tu esponja una vez al mes, pues si la dejas en el baño con toda la humedad es posible que se llene de bacterias y ¡hasta moho! Ewww. Si no, mejor guárdala en tu cuarto para que se seque por completo antes de volverla a usar.

Lo que usas para tallar tu cuerpo no lo uses en tu cara, pues puedes irritarla. Este tipo de piel es más sensible y se puede lastimar, resecar y hasta promover granitos. Es mejor lavar tu rostro con las manos o con cepillitos muy suaves especiales.

Shampoo… ¡no en las puntas! Concéntralo en tu cráneo y da un masaje extra en la nuca, pues es donde hay mayor suciedad. Además, talla alrededor de un minuto para que realmente haga efecto Las puntas sólo deben recibir lo que va cayendo, no un golpe de jabón pues se resecan.

El acondicionador no se debe usar diario y sólo debe colocarse sobre las puntas, nunca en la raíz de tu cabello.

¿Te rasuras en la regadera? Que sea lo último que hagas para que tus poros estén suficientemente abiertos y así evites irritaciones y pelitos enterrados. Además, es mejor que el agua no esté muy caliente, pues ésta hace que se inflame la piel y entonces te irrites más.

Exfoliarte sirve mucho para quitar las células muertas y que tu piel esté más suavecita, pero sólo hazlo una o dos veces por semana máximo. Puede ser contraproducente si lo haces diario.

Si de plano el agua fría no es lo tuyo por lo menos al final de todo el baño date un chapuzón de agua fría, tu cabello se verá más brillante pues cierra la cutícula.

No necesitas estar totalmente seca para echarte crema, de hecho si aún estás húmeda la crema absorbe más fácilmente.

Así que ya sabes, haz que tus baños sean mucho mejores ahora y disfrútalos.

SRA

¿Qué te pareció?
 
 
 
 
 
 
 
Wow! Yaaay! Cool! Ayyñññ! Mmhh... #Not WTF?