Tips para disimular el brillo del rostro

Dile adiós al brillo facial de la zona T de tu cara con estos consejos.
COMPARTE
Foto:
2013-04-01 | Autor :

La zona T del rostro suele ser la más grasosa, pero hay algunos tips para mantener todo el brillo bajo control.

Lidiar con la piel grasosa es una lata, pues además de luchar con los brotes de acné y los molestos puntos negros, a la hora de maquillarte vienen otros problemas como que la base puede hacer grumos en tu rostro, el polvo en exceso se ve falso, las sombras no duran nada y encima tienes que estar limpiando tu piel constantemente.

Pudiera pensarse que entre más agresivos sean los productos y más veces al día laves tu rostro, la grasita va a ir disminuyendo, pero no es así, todo inicia desde las rutinas de limpieza y cantidad no es lo mismo que calidad.

Así que si quieres controlar el brillo facial y lograr un maquillaje impecable, checa esto.

Hazlo correctamente:

Limpieza facial: Debemos empezar por utilizar el jabón correcto, evita aquellos que en su fórmula lleven alcohol y limita tu rutina dos veces al día. No importa si sigues sintiendo algo de brillo, hacerlo exageradamente sólo lastimará tu piel y al sentirse atacada generará más grasa. Procura que los jabones sean suaves y especiales para piel grasa, si puedes, añade a tu rutina un exfoliante facial una vez a la semana.

Hidrata: Aunque pareciera que ya no es necesario es todo lo contrario, pues la piel grasa también tiende a resecarse y si no cuidamos esto, más grasa se generará, así que utiliza una crema hidratante especial para tu tipo de piel, hay algunas formulas en gel que son muy frescas y otorgan la hidratación necesaria. Si sólo sufres de una zona T grasosa utiliza esta crema ahí y usa una más hidratante en el resto de la cara.

Enmascaríllate: utilizar productos para mascarillas trae más beneficios de los que crees, hay algunos que ya venden en los supermercados y sólo necesitas aplicarla. Busca las mascarillas de arcilla, pues limpian a profundidad y dejan la piel súper suavecita. Aléjate de los aceites de oliva o aguacate, pues podrías empeorar las cosas, lo más recomendable es utilizar aquellas que ya están preparadas.

Retira la grasa, no la tapes: Una vez que empieces a maquillarte vas a notar que la zona se pone brillosa, no lo tapes con polvo, mejor límpialo con papelitos de arroz o una servilleta, hay miles de marcas que ya tienen entre sus productos este tipo de papelitos y no son nada caros, inviértele en esos en lugar de aplicar polvo cada que algo brille, pues podrías parecer Gasparin.

Checa qué tipo de maquillaje usas: Existe el maquillaje líquido o base, el polvo traslucido y otro tipo de polvo que es más espeso que se llama compacto, a la hora de elegir el tuyo busca que sea este último, la mayoría tiene la leyenda de 'pressed powder'. Ya que este tipo cubre imperfecciones y controla el brillo de la cara, ya que si usas una base liquida y un polvo para sellar la grasa no se tapará y será mucho peor.

Desmaquíllate correctamente: Con un tipo de piel así no te puedes dar el lujo de irte a la cama con el rostro sucio o sin desmaquillar, pues imagina todo lo que se acumuló en el día pegándose a tu almohada y volviéndose a revolver en tu cara. En las noches es cuando la piel se regenera, así que si quieres más control en tu zona T jamás te duermas sin retirar todo el maquillaje y la grasa acumulada en el día.

SRA

¿Qué te pareció?
 
 
 
 
 
 
 
Wow! Yaaay! Cool! Ayyñññ! Mmhh... #Not WTF?