Aprende a pedir perdón

Si te peleaste con una amiga y la quieres de vuelta en tu vida, toma nota.
COMPARTE
Foto:
2013-11-19 | Autor :

Por: Beatriz Castillo
Lo más importante es tragarte tu orgullo y aceptar que todas cometemos errores.sub

Pelearse con una amiga puede ser casi tan doloroso como cortar con alguien. Ya sea que tú tengas la culpa, o ella haya sido la causante, puedes llegar a sentirte súper bajoneada, sobre todo cuando es tu mejor amiga.

¡Pero no todo está perdido! Puedes recuperar a tu amiga y volver a ser como eran antes. Puedes acercarte a ella y decirle lo que piensas para que, juntas, logren solucionar sus diferencias y dejarlas atrás.

El problema es que deberás dejar de lado tu orgullo y aprender a ponerte en una posición un poco vulnerable. Pero si eran buenas amigas, ¡totalmente vale la pena!

Checa esto:

Escríbele una carta: A veces es muy difícil hablar en persona, ya que pueden terminar discutiendo y empeorarías la situación. La mejor opción es escribirle una carta que explique todo lo que estás sintiendo. Evita ser agresiva o echarle la culpa de todo. ¡No se trata de eso! Se trata de que le digas lo que piensas y que ella lo entienda. Tal vez prefieras hacerlo por mensaje o por alguna red social, pero lo importante es que lo hagas antes de que sea demasiado tarde.

Habla con ella: Si está dispuesta a verte, tienes que prepararte para ser súper honesta y decirle todo lo que piensas. Organiza tus ideas antes de verla para asegurarte de decirle absolutamente todo lo que estás sintiendo. Evita que la plática se convierta en una discusión y no seas demasiado agresiva.

Pide disculpas: Aunque no haya sido tu culpa, tal vez sea una buena idea pedirle perdón. No por lo que pasó, sino porque ambas dejaron que la amistad se desvaneciera. Si ella hizo algo malo, debes estar preparada para perdonarla y salir adelante juntas.

Dile cuánto la extrañaste: No intentes actuar como si sus discusiones no te hubieran afectado y dile todo lo que sentiste. Ser honesta con ella probablemente hará que ella se dé cuenta de lo bien que funcionaban como amigas.

Pasa tiempo con ella: ¿Te ha pasado que después de un evento difícil, te cuesta trabajo hablar con los demás como si nada hubiera pasado? Sal con ella para que las cosas vuelvan a ser como antes. Tal vez tarden un poco de tiempo, pero si eres constante, todo volverá a la normalidad.

No le exijas demasiado: Si te portas demasiado insistente con ella, lo más probable es que tus esfuerzos resulten contraproducentes. Sé paciente y espera a que ella decida qué curso tomar. Recuerda que cada quién resuelve sus problemas de una manera diferente. ¡Ten paciencia!

SRA

¿Qué te pareció?
 
 
 
 
 
 
 
Wow! Yaaay! Cool! Ayyñññ! Mmhh... #Not WTF?