Cómo lidiar con el rechazo

Qué hacer cuando parece que la vida no te deja salir adelante.
COMPARTE
Foto:
2014-02-04 | Autor :

Por: Beatriz Castillo

¿Sabías que tanto JK Rowling, autora de Harry Potter y Stephenie Meyer, autora de Crepúsculo, fueron rechazadas incontables veces? Si se hubieran dado por vencidas, nos hubiéramos perdido de aventuras increíbles.

El rechazo no tiene que algo súper serio o dramático para que nos afecte. Este sentimiento no se presenta únicamente en situaciones grandes como no entrar a la universidad o que un chico te diga que no. Muchísimas situaciones de la vida diaria pueden llevarte a sentir rechazo e incluso algunas podrían parecer insignificantes, pero realmente nos afectan.

Algo que tenemos que aceptar es que es imposible evitar el rechazo completamente. De hecho, ¡no sería sano hacerlo! Las personas que le tienen miedo a ser rechazadas, suelen abstenerse de obtener lo que desean. ¡No vale la pena!

Checa esto:

Lo que sí puedes hacer es aprender a lidiar con el rechazo para que te afecte lo menos posible. Lo primero es aprender a ser honesta contigo misma. Si estás teniendo sentimientos de rechazo, admítelo y reconócelo. No hagas como que no pasó nada o intentes actuar como si te sintieras bien, ¡porque no es así!

Ahora ponle nombre a la emoción que te generó ese rechazo. Podrías sentirte decepcionada, enojada, lastimada, triste, apenada, frustrada y muchas otras. Lo importante es que reconozcas lo que estás sintiendo para que puedas hacer algo al respecto.

En caso de ser posible y necesario, habla con la persona que ocasionó esos sentimientos. Dile lo que estás pensando y utiliza las mismas palabras que pensaste en el paso anterior. De esta manera no solamente te estarás quejando con él o ella, sino que le estás dando a entender que lo que estás experimentando es una sensación genuina.

Lo más importante es que no te claves con ese sentimiento. ¡El rechazo ya pasó! Ahora lo importante es salir adelante. Evita seguir hablando de ello y deja de pensar en el problema. Si tu mente tiene puros pensamientos negativos, tus actos también lo serán, lo cual puede causar aún más rechazo. ¡Y eso es lo último que quieres!

Deja de pensar que es tu culpa, porque no lo es. Hacerlo únicamente es una manera de exagerar tus defectos y creer mentiras sobre ti misma. Lo que necesitas es analizar lo sucedido y saber exactamente qué fue lo que pasó para evitar que vuelva a ocurrir.

El rechazo nos brinda la oportunidad de considerar aquello que podríamos cambiar sobre nosotras mismas. Si en este momento las cosas no salieron bien, en algún momento lo harán, ¡pero todo depende de ti! Utiliza el rechazo para mejorarte a ti misma y deja que te impulse a obtener tus metas.

El rechazo es malo y muy doloroso, pero no es el fin del mundo. Piensa en todo lo bueno que tienes y en los momentos en los que te has sentido aceptada. Pon la situación en perspectiva e inténtalo de nuevo. ¡No tienes nada que perder!

SRA

¿Qué te pareció?
 
 
 
 
 
 
 
Wow! Yaaay! Cool! Ayyñññ! Mmhh... #Not WTF?