Cómo recuperarte después de una desilución

¡Levántate!
COMPARTE
Foto:
2015-04-09 | Autor : Redacción

A todos nos suceden cosas malas y aunque no lo creas, puedes sacar provecho después de una caída.

No importa qué tan felices nos veamos por fuera, siempre hay una historia o un conjunto de desafíos estamos enfrentando, ya sea una pelea con tu hermana, con tu mejor amiga y hasta un truene.

Lo que hace que la gente destaque es cómo superan sus retos y mantienen una actitud positiva. Lo que nos hace diferentes al resto de la gente es su actitud hacia la vida. Si estás pasando por una mala racha, aquí te damos algunos consejos para ayudarte a salir adelante:

1. Descansa

La vida no es tan aleatoria como parece; siempre hay una razón por la que suceden las cosas. Por lo tanto, tomar un descanso para aclarar la mente te ayudará a entender mejor las situaciones.

2. No pienses

El pensamiento excesivo no ha ayudado a nadie en este mundo. Alguien dijo una vez sabiamente: "La preocupación es como una mecedora, te mantiene ocupado, pero no te lleva a ninguna parte”. De hecho, el pensamiento excesivo muchas veces crea problemas que ni siquiera existían en un principio.

3. Renuévate

Los desafíos aparecen en nuestro camino por una razón. A veces, vienen para probar nuestra fuerza, y otras veces, simplemente están ahí para empujarnos en una dirección diferente de la que hubiéramos tomado si las cosas hubieran seguido como estaban.

4. Despeja tu mente

Las situaciones difíciles nos ayudan a darnos cuenta del valor que realmente tiene la familia, los verdaderos amigos y de las cosas que no son tan importantes en nuestras vidas. Aprovecha esos momentos para despejar tu mente en lugar de tratar de encontrar todas las respuestas. Da un paso hacia atrás, cambia tu perspectiva y las respuestas vendrán hacia ti.

5. Ríete de la vida

Nadie dijo que por estar triste y resentido, las cosas van a mejorar o ser como deseas que sean. Por lo tanto, puede que reírte de tus problemas sea una buena idea. Si has cometido un error, acéptalo y permite que hayan consecuencias, porque dentro de unos pocos años, cuando compartas tus historias con tus amigos, lo más probable es que acabes riéndote de ellas. Créeme que no sonarán tan horribles como pudieran parecer en este momento.

6. Recuerda las cosas bonitas

Aprecia los viejos tiempos, sé agradecida por todas las oportunidades que has tenido en el pasado y por todo lo que has experimentado en este mundo hasta el momento. Ser agradecido atrae más energía positiva y ayudará a recuperarte con facilidad.

7. Comienza de nuevo

La mayoría de las personas se molesta por los errores que han cometido en el pasado y deciden rendirse. Este tipo de personas son demasiado duras consigo mismas y con los demás, y no permiten ningún margen para cometer errores. Si piensas que has llegado tu punto de quiebre, empieza de nuevo y esta vez utiliza tus errores del pasado como lecciones para aprender y actuar de mejor manera.

Aprende a confiar en tí misma, incluso en las situaciones más difíciles y a saber que, con el tiempo, todo se pondrá en su lugar.
AQ

¿Qué te pareció?
 
 
 
 
 
 
 
Wow! Yaaay! Cool! Ayyñññ! Mmhh... #Not WTF?