Pro y contra de ser competitiva

¿Es positivo o negativo? Nosotras te decimos...
COMPARTE
Foto:
2014-08-14 | Autor :

El rollo de la competencia es un aspecto que muchas veces se nos inculca desde peques, pero qué tan bueno realmente es ser una chava competitiva, aquí te enumeramos los pros y contras. Tómalo en cuenta.

Pros:
Cumples tus objetivos:Al exigirte metas cada vez más altas, sueles darlo todo para conseguirlas, sin importar el nivel de esfuerzo o sacrificios que debas hacer. No conoces la palabra "límite”, para ti no hay imposibles, te las puedes de todas todas y esto está cool, pues te inyecta confianza en ti misma y en todo lo que eres capaz de lograr. En la escuela o tu trabajo no tienes problema alguno cuando se te presentan nuevos retos, los tomas y te entregas a full.
No te vences fácilmente:Si algo no resulta como esperabas, jamás tiras la toalla, al contrario, te esmeras al triple para que salga tal y como deseas o mejor. ¿Sacas 9 en una expo en la que te esforzaste cañón? Bueno, pues piensas en las formas en las que puedes mejorar el material para que la próxima sea un 10 asegurado. Vas por más y más sin dudarlo ni un segundo. Eres miss perseverante andando.
Perfeccionista a full:Ser competitiva y perfeccionista van de la mano. Para ti no hay término medio, si algo se hace debe ser al 100, todo o nada. Por ejemplo, si escribes un ensayo para una clase, lo revisas una y otra vez antes de entregarlo a tu profe, no porque temas que esté mal hecho, sino porque consideras que siempre hay un espacio para perfeccionarlo. Checas hasta el último detalle con minuciosidad.

Contras:
No mides:En ocasiones te dejas llevar tanto por tu nivel de competitividad, que te olvidas de lo valioso y hasta te pones en un mood pesado compitiendo ¡con tu befa!, luchas contra ella para ver quién de las dos saca mejores notas; es más líder, ¡hasta quién tiene más pegue! Esta actitud de tu parte puede provocar que tu amiga opte por poner distancia de por medio entre ustedes y pierdas una gran amistad. Tal vez ya te haya ocurrido en más de una ocasión.
"Solo yo”:Piensas que sólo tú te mereces los éxitos, así que cuando alguien más consigue algo bueno, no sólo no te da gusto, sino que hasta sientes coraje y este sentimiento, obvio, no está padre. Te gusta gritar sin recato cada uno de tus logros y esperas que el resto del mundo te aplauda, pero si es un tercero el que lo hace, simplemente no te late nadita, es más te cae como "gancho al hígado”. Fail.
Te clavas:No es raro que si hay algo que por más que intentas no se te da, te aferras tanto, que terminas por obsesionarte, hasta llegar al punto en que dicha meta ocupa cada uno de tus pensamientos y energía. Dejas de lado todo lo demás por considerarlo una distracción y un obstáculo para conquistar tu meta, incluso amigos, familia, entretenimiento, es más te descuidas a ti misma, desvelándote, ayunando, etc; y a veces esta conducta te cobra la factura con tu salud o estado anímico. ¡No te pases!

¿Qué tal eh? Ya conoces las dos caras de la moneda de ser competitiva, ¿cuál pesa más para ti?
LAG

¿Qué te pareció?
 
 
 
 
 
 
 
Wow! Yaaay! Cool! Ayyñññ! Mmhh... #Not WTF?