Señales de que siempre se aprovechan de ti

Decir que no, no es tan fácil como parece.
COMPARTE
Foto:
2013-12-18 | Autor :

Por: Beatriz Castillo
Si constantemente te pones en situaciones incómodas por hacer cosas por los demás, significa que es momento de analizar tus relaciones y cambiar un par de cosas. ¡No puedes descuidar tu felicidad!

Decir lo que pensamos o sentimos es algo muy difícil de hacer y si eres una chica penosa, probablemente te cueste un poco de trabajo decir que no. El problema es que a veces dejamos que los demás se aprovechen de nosotras y hagan cosas que no deberían hacer.

Lo más importante es aprender a defender tus ideas y dejar de permitir que los demás las pisoteen. Tienes que aprender a decirle a alguien cuando te sientes enojada, triste o cualquier otro sentimiento. Tienes que dejar de evitar la confrontación y hacer lo necesario para defender lo que piensas.

Tú sabes cómo quieres ser tratada, así que te conviene decirlo para evitar que se aprovechen de ti. La confrontación no siempre significa pleitos enormes. De hecho, es bastante útil. Tus relaciones interpersonales y amorosas mejorarán una vez que aprendas a decir lo que quieres y lo que piensas.

Checa esto:
Siempre te piden favores: Si constantemente estás haciendo favores para los demás porque saben que no sabes decir que no y ellos rara vez hacen algo para ayudarte, significa que estás dejando que se aprovechen de ti. No lo hacen a propósito. El problema es que una vez que dices que sí a algo, los demás asumen que dirás que sí todo el tiempo. No estás obligada a hacer cosas por los demás, especialmente si hacerlos podría hacerte daño o si es algo que no quieres.

Tus relaciones son problemáticas: Si en tus relaciones él siempre termina haciendo lo que le da la gana y tú también terminas haciendo lo que él quiere, significa que estás dejando que los chicos se aprovechen de ti. En una relación debería existir balance y tu chico no debería obligarte a hacer cosas que no quieres. Si sigues dejando que lo haga, él lo seguirá haciendo, así que es tu responsabilidad decirle que se detenga.

No te defiendes: Si cuando alguien dice algo que te molesta, simplemente te ríes, pero por dentro sientes ganas de explotar, significa que tienes que cambiar un par de cosas. No puedes dejar pasar cualquier comentario. Si hay algo que te molesta, ¡tienes que decirlo! Si alguien se la pasa molestándote, van a pensar que pueden seguir haciéndolo, pero no es así.

Pides perdón con frecuencia: Pedir perdón cuando cometiste un error es señal de madurez, pero si todo el tiempo te encuentras a ti misma pidiendo disculpas por cosas que no son tu culpa, significa que tienes que cambiar un par de cosas. Si no es tu culpa, ¡no tienes por qué pedir perdón! Al hacerlo, das la impresión de que pueden aprovecharse de ti haciéndote sentir culpable y eso no es justo.

Te preocupan más los demás que tú misma: Si te preocupa más la felicidad de los demás que la tuya, significa que cuidas a la gente que quieres, pero si constantemente te pones en situaciones incómodas por cuidar el bienestar de los demás, significa que estás descuidando tu persona. Si hay algo que no quieres hacer, ¡no tienes por qué hacerlo! No puedes dejar que los demás decidan por ti. La felicidad de la gente que quieres es extremadamente importante, pero también la tuya lo es.

SRA

¿Qué te pareció?
 
 
 
 
 
 
 
Wow! Yaaay! Cool! Ayyñññ! Mmhh... #Not WTF?