Si no puedes bajar de peso ¡quizá sea culpa de tus emociones!

¿Lo sabías?
COMPARTE
Sobre la dieta y las emociones
Foto: Unsplash
2019-11-14 | Autor : Sam Solo

Si no puedes bajar de peso ¡quizá sea culpa de tus emociones! Haremos estas preguntas y responde con honestidad: ¿comes cuando estás estresada o triste? ¿comes aunque no tengas hambre? ¿usualmente comes papitas, galletas, donitas o más en vez de snacks saludables?

 

 

 

Resulta que cuando tienes sentimientos negativos, tu cuerpo intenta ‘recompensarlos’ con comida en exceso, por lo que subes de peso aunque tú le eches todas las ganas a no hacerlo. Se le conoce como ‘comer emocionalmente’, con la finalidad de suprimir o calmar eso que sientes, tipo estrés, ira, tristeza, soledad o aburrimiento.

 

 

 

ASÍ AYUDAS AL PLANETA AL NO COMER CARNE LOS LUNES

 

Hay personas que viven un shock o efectos negativos y entonces empiezan con una alimentación emocional; pero también hay quien tiene el efecto opuesto, o sea que hay personas que prefieren no comer nada. Si eres del primer grupo – el segundo también es negativo, ¿eh? –, hay estudios que señalan que los alimentos con alto contenido de azúcar, grasa y sal pueden volverse más llamativos cuando hay estrés o sentimientos que afectan tu mood.

 

 

 

Evita tener estos momentos, sabemos que es complicado, pero es posible. ¿Cómo? Para empezar, respira y trata de controlar tu estrés y demás sentimientos negativos; sabemos que las galletas siempre son más atractivas que unas zanahorias pero intenta mejor consumir snacks saludables, come lentamente y pon atención a tu alimentación. ¿Realmente tienes hambre? Que ésa sea la respuesta que diga todo.

 

 

¿Qué te pareció?
 
 
 
 
 
 
 
Wow! Yaaay! Cool! Ayyñññ! Mmhh... #Not WTF?
Tags: 
MI VIDA
SALUD
BAJAR DE PESO
EMOCIONES

RELACIONADAS