No mueras en el intento de tu primer día de ¡GYM!

¿Estás lista para triunfar?
COMPARTE
Foto: Unsplash
2020-02-14 | Autor : 15 a 20

El gimnasio puede ser un lugar intimidante. Entre máquinas inentendibles, hombres que gruñen mientras cargan pesas, entrenadores repartiendo rutinas y chicas de cuerpos atléticos corriendo en las caminadoras cual comercial. Ciertamente no suena como un lugar muy acogedor para una principiante. Pero no tiene qué ser así. Domina el gym en este nuevo rumbo hacia un estilo de vida más fit.

Muchísimas personas adquieren membresías con toda la disposición y después de la 1ra visita ¡puf! desaparecen y no vuelven a aparecerse en el gimnasio. ¡No seas una de ellas! Por lo que lo primero que tienes que hacer es colocarte una meta, clara y definida, para que sea lo que te motive a superar la parte más difícil de una vida saludable: el inicio.

Lleva todo lo necesario

No hay nada peor que llegar totalmente emocionada y darte cuenta que tienes que regresarte a tu casa porque no ibas preparada. Arma tu maletita antes de salir con lo siguiente: una botella de agua, una toalla de mano, una toalla de cuerpo completo, ligas para el cabello, cepillo, shampoo, desodorante, chanclas, un cambio de ropa. La primera vez lleva un candado por si los lockers lo requieren. Además, no olvides tu música, hará más agradable el ejercicio ;) 

Conoce el lugar

Lo primero es pedir un tour para que te lleven a conocer todo lo que hay, los servicios que tienen y resolver tus dudas. Así, cuando te toque entrar solita no te sentirás perdida. Algo súper importante es que preguntes sobre las reglas, pues cada gym es distinto. Por ejemplo, en algunos lugares es obligatoria una toallita, en otros las caminadoras tienen tiempo limitado de uso y en otros las toallas tienen costo extra, así que es el momento de informarte, ¡aprovéchalo!

 

 

 

Acércate a un experto

Las máquinas a veces pueden ser algo intimidantes, sobre todo cuando nunca las has usado. Así que no te aventures a descifrarlas por tu cuenta, ¡no te vayas a lastimar! Los entrenadores están ahí para ayudarte y enseñarte a que les agarres la onda. Además, si no tienes ni idea por dónde comenzar, te pueden poner una rutina de acuerdo a lo que quieres conseguir. ¡Ojo! La rutina que te sugieran no es una regla, si sientes que está muy pesada siéntete en la libertad de no seguirla al pie de la letra. Mídete y aprende a escuchar a tu cuerpo.

Vístete para la ocasión

No subestimes el poder de un buen outfit, vestirte atlética puede lograr que sientas más ganas de hacer ejercicio. Evita prendas muy entalladas que en vez de ayudarte terminan por lastimar. Considera un brassiere deportivo, hará que te sientas más cómoda mientras corres en la caminadora. Si sudas mucho lo mejor es usar dos playeras; la primera de material más absorbente para que no se note sobre la 2da. Además, ojo con los tenis, deben ser deportivos, para resistir el impacto, que no se resbalen y que no te queden apretados, pues al correr el pie tiende a hincharse. 

Empieza poco a poco

Antes de hacer cualquier ejercicio calienta tus músculos, evitarás calambres, desgarres y otros dolores. Los primeros 5 a 10 minutos deben ser suaves y mide tus músculos para subir intensidad. De preferencia las primeras semanas no hagas cardio y pesas, pues terminarás súper adolorida. Ve acostumbrando a tu cuerpo a esta nueva rutina y añadiendo más esfuerzo sin forzarlo. Recuerda que ponerte fit no es cuánto tiempo pasas en el gym, sino mantenerte constante y no abandonarlo.

Mira también: ¿No te baja? tranquila, existen mil razones

¡No olvides tu botella de agua! Y mantente hidratada durante todo el entrenamiento.

Para principiantes: se vale empezar con 15 a 20 minutos en la caminadora un día sí y otro no. ¡El chiste es empezar!

 

¿Qué te pareció?
 
 
 
 
 
 
 
Wow! Yaaay! Cool! Ayyñññ! Mmhh... #Not WTF?
Tags: 
Gym
Primera vez
Fit
Experta

RELACIONADAS